Con el pañuelo verde en alto en 130 ciudades y en cuatro acciones internacionales, se exigió “la despenalización y legalización del aborto voluntario y la implementación en todo el país de la Ley 26.150 de educación sexual integral (ESI) en las escuelas, el ‘Programa nacional de salud sexual y procreación responsable’ y el ‘Protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo’ (protocolo ILE) para situaciones que se enmarquen en las causales (art. 86 del Código Penal, fallo F. A. L.)”, según señalaron desde la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

En La Plata, con gran presencia de estudiantes secundaries y organizaciones feministas, la jornada se desarrolló en Plaza Moreno, frente a la Catedral, con radio abierta, poesía, una cuerda de candombe y la restauración del pañuelo verde, símbolo de lucha, que está pintado allí.

María Julia Constant (integrante de la Campaña): “Seguimos en la pelea, seguimos en la marea verde preparándonos para volver a presentar el proyecto. A nosotras no nos para ninguna campaña electoral”.

A las 19 hs, en todo el país, de la mano del movimiento feminista se realizó el pañuelazo. En cada lugar se levantó el pañuelo en alto y se exigió el aborto legal, que en 2018 quedó a un paso de convertirse en ley.

Sandra Di Seri, referenta local de la Campaña, destacó que durante 2018 la lucha por el aborto legal, “además de tomar las calles como todos los años, logró pegar un salto cualitativo y transversalizarse a nivel nacional, latinoamericano e internacional, logrando sacar del closet la práctica del aborto, que es una práctica que todes sabemos que sucede en la cotidianidad de nuestras vidas”.

El proyecto que en 2018 quedó trunco tras el rechazo del Senado volverá a ser presentado este 2019, apostando así desde la Campaña a que sea un tema en la agenda electoral. “Seguimos en la pelea, seguimos en la marea verde preparándonos para volver a presentar el proyecto. A nosotras no nos para ninguna campaña electoral, este año la Campaña va a presentar nuevamente el proyecto de ley de aborto legal, que ya presentamos en ocho oportunidades. Vamos a seguir insistiendo, porque nos parece que es un derecho humano que el aborto sea legal, seguro y gratuito”, explicó María Julia Constant, integrante de la Campaña.

Desde esta colectiva detallaron que el proyecto será modificado, no sólo apostando a generar nuevos consensos, sino fundamentalmente a lo aprendido durante la discusión en ambas Cámaras, donde los expositores y expositoras cumplieron un rol fundamental.

En este marco, uno de los cambios será incluir en su totalidad la definición de mujeres y personas gestantes, que no estaba de forma transversal en el proyecto original, un aporte que surgió de la media sanción.

Más allá de este punto, la Campaña tendrá un espacio de construcción desde su Comisión Redactora, conformada por abogadas, docentes, profesionales de la salud y asesoras parlamentarias feministas que definirán estas modificaciones. Estiman que este espacio será convocado a fines de febrero o principios de marzo.

Posteriormente, el proyecto llegará nuevamente al Congreso, donde los ojos estarán puestos en las legisladoras y legisladores en un año que tendrá también las elecciones como protagonistas.

Sandra Di Seri (referenta local de la Campaña): “además de tomar las calles como todos los años, logramos pegar un salto cualitativo y transversalizar a nivel nacional, latinoamericano e internacional”.

“A nosotras no nos mueve ninguna estrategia electoral. A nosotras nos mueve la exigencia del aborto legal, la exigencia de la aplicación de la ESI. Es necesario que nunca más pase lo que pasó en Jujuy, que obliguen a una niña a tener una cesárea”, dijo Constant.

Respecto de este año, consideró que “el Senado es lo difícil, sabemos que tiene que ver mucho con esas provincias feudales, retrógradas, pero confiamos en nuestra movilización”.

Socorristas en red, sororidad organizada

Siguiendo los protocolos de la Organización Mundial de la Salud, Socorristas en Red es una de las organizaciones que a nivel nacional brinda información y acompañamiento para aquellas mujeres y personas gestantes que desean interrumpir sus embarazos. En La Plata, con una alta demanda, la organización se afianza como una de las principales a la hora de asesorar en la temática.

“En La Plata somos una agrupación chica todavía y nos parece fundamental darle visibilidad, frente a este contexto de que no tenemos ningún amparo legal. Socorristas es pura militancia y sororidad y está en una ciudad tan grande donde el aborto es una realidad y pasa mucho, en todas las clases sociales”, explicó Ana, una de las referentas, desde el puesto que colocaron para el pañuelazo.

“Estamos trabajando un montón. Cuando empezamos era una sola compañera, ahora somos dieciséis y está bueno, porque nos ayuda a sostener la cantidad de demanda que tenemos. Nos organizamos por talleres y tenemos muchas acompañadas por semana”, destacó.