Aumento del aumento: autorizan a distribuidoras eléctricas a incrementar el precio de la factura para compensar la inflación

El gobierno de María Eugenia Vidal autorizó a las empresas de la provincia a realizar un nuevo aumento en la tarifa por “las diferencias en la aplicación de los costos mayoristas de electricidad”, que se suma a la suba del 40% que ya había sido anunciado para febrero. El nuevo aumento afectará aún más a los electrointensivos.

855

El gobierno de María Eugenia Vidal publicó en el Boletín Oficial de la provincia una nueva autorización para que las distribuidoras eléctricas Eden, Edes, Edelap, Edea y las cooperativas del interior incrementen aún más el precio de la luz “hasta recuperar las diferencias resultantes del costo propio de distribución y del costo mayorista de compra de energía”.

El nuevo tarifazo que autorizó el Organismo de Control de la Energía Eléctrica de la Provincia de Buenos Aires (OCEBA) regirá a partir de la facturación del mes de febrero y se suma al 40% de aumento que ya había sido anunciado para este mes.

Según la resolución, se establece que el Incremento de Costos Tarifarios (ICT), como se denominó al nuevo cargo, se aplicará “por kW/h mensual en el cargo variable por el total de la energía de cada usuario y de acuerdo a las distintas categorías tarifarias y excluyendo a los usuarios electrodependientes”.

“Es especialmente grave para nosotros que se va a calcular de acuerdo a la categoría de usuarios, o sea que nosotros, como electrointensivos, vamos a compensar y pagar a Edelap más dinero que otros usuarios de La Plata”, cuestionaron desde la organización Sikardi Florece.

“Vidal y OCEBA lo hicieron de nuevo: protegen la ganancia de las grandes empresas a costa de nuestro bolsillo”, apuntaron desde la agrupación que a fin del año pasado presentó una demanda colectiva para que el Organismo de Control les asigne una categoría distinta que contemple su condición de electrointensivos.

“Lo que vienen haciendo en provincia y en nación también con estos mecanismos es eludir las audiencias públicas porque, en definitiva, dicen que no es un aumento que tenga que correr por audiencia porque es una actualización de costos que ya estarían aprobados por las audiencias públicas”, dijo a Contexto el abogado y titular de la Asociación de Consumidores Argentinos, Sergio Procelli.

“Normalmente, después de la aplicación del precio mayorista que se dio en este mes a partir del 1° de febrero, que eso lo dicta Nación desde la secretaría en la que está Mario Quintana, la provincia lo que hace es actualizar esos precios para las distribuidoras”, explicó Procelli, y añadió que “a partir de ahí también se aplica el aumento no solamente para el precio del kilowatt, sino también sobre el precio del costo fijo”.

Cabe recordar que la asociación que representa denunció penalmente el año pasado a la gobernadora Vidal, al exsecretario de Comercio Miguel Braun, al ministro de Infraestructura de la provincia Roberto Gigante y a integrantes del OCEBA y el ENRE por la monopolización del mercado de distribución eléctrica bonaerense, actualmente copado por el empresario Rogelio Pagano, titular de Eden, Edes, Edesa y Edelap, las cuatro principales que tiene la provincia. La causa, que según Procelli “no ha tenido avances”, es tramitada en el juzgado de Claudio Bonadio.

Por su parte, el titular del Centro de Estudios para la Promoción de la Igualdad y la Solidaridad (Cepis), Mariano Lovelli, advirtió que desde esa organización analizan realizar una presentación judicial.

“Ni Macri pudo hacer lo que Vidal está haciendo, que es trasladar el costo de la devaluación a los usuarios”, dijo a este medio, y añadió: “Más allá de que es inconstitucional, es profundamente injusto hacerle pagar el costo de la devaluación a la gente”.

Cuestionamientos por mercado del gas

Además del “aumento del aumento” que se da en el caso de la luz para la provincia, Procelli cuestionó el nuevo mecanismo para calcular el precio de gas en boca de pozo que comenzó a funcionar esta semana, y consideró que se da una cartelización de empresas que impulsan los costos incluso más de lo que se hacía hasta ahora. También advirtió que esta nueva operatoria podría impactar en el aumento estipulado para abril de este año.

“En Argentina se armó un mercado de gas a partir de una denuncia que hicimos en Dolores, donde denunciamos que el gas estaba muy por encima de los valores que correspondía a los precios mayoristas”, afirmó el abogado.

“Ahora, para eludir el control de cómo se estaba fijando el valor del gas en boca de pozo, el gobierno armó un mercado de gas que empezó a funcionar ayer y que, casualmente, está poniendo precios más caros de lo que estaban, incluso más caro de lo que lo están exportando”, agregó.

Cabe recordar que el jueves se realizó la primera subasta pública de ese “mercado” en la que se fijó un precio de 4,62 dólares para el millón de BTU, superior al costo anterior, que rondaba los cuatro dólares, y superior incluso al valor esperado por el gobierno, que era menor a los 4,50 dólares.