La problemática del agua en el barrio platense Villa Castells no parece encontrar fin y ya van tres años en los que los vecinos siguen sin acceder al servicio debido a la contaminación de las napas. Tras una serie de promesas por parte de la gestión de Cambiemos en provincia de solucionar la situación, nuevos problemas aparecieron anteayer de la mano de la empresa ABSA.

Por un lado, el anunciado acueducto Gonnet-Villa Castells para abastecer la zona –cuya inauguración debió ser suspendida el mes pasado– volvió a fallar por quinta vez en el último mes y medio. La comunidad ha puesto la mira sobre la empresa de agua, responsable por el control y las pruebas de la obra que, hasta el momento, no ha logrado alcanzar su cometido.

“Varios vecinos han denunciado también que desde hace diez días el agua está saliendo completamente turbia, al parecer por rotura de caños”, dijo a Contexto Claudia, vecina de Villa Castells que forma parte del grupo de residentes autoconvocados. Son varias las fotos y testimonios que muestran litros de agua sucia en baldes.

Por otra parte, otra denuncia salió a la luz ayer por una obra en 6 e/ 495 y 496, donde trabajadores identificados como pertenecientes a la firma ABSA rompieron una calle de lado a lado para “enganchar” la red cloacal de un vecino a otro.

“destrozaron la calle 6 para cruzarla y conectar al cloacal a un vecino de la otra vereda. no sólo rompieron la calle, sino la instalación del vecino de enfrente para engancharse»

“Para conectar el cloacal de un vecino de enfrente, destrozaron toda la calle. Personal que se identificó como trabajadores de ABSA destrozó la calle 6 para cruzarla y conectar al cloacal a un vecino de la otra vereda, pero no sólo rompió la calle, sino la instalación del vecino de enfrente para engancharse. Es la ley de la selva. Hasta dejaron una montaña de tierra en la puerta de la cochera del vecino”, explicó Claudia.

Mientras tanto, el mentado acueducto que debería solucionar los problemas de agua contaminada sigue fallando y la empresa no ofrece respuestas. La Defensoría de la ciudad, por su parte, decidió presentar un pedido de informe de parte de la comunidad vecinal.

“Esta obra comenzó en julio de 2017 y no podemos ignorar que la fecha de finalización de la misma se encuentra vencida desde junio de 2018, según informe de ficha técnica extraído de la página de ABSA, por lo que es de nuestro interés informarnos sobre los motivos de este atraso y cuál es la nueva fecha asignada para su conclusión”, sostuvo la defensora ciudadana, María Florencia Barcia.

En la actualidad, más de 40.000 vecinos de Gonnet y Villa Castells no cuentan con agua potable. Así lo determinó en julio de 2016 el juez de Faltas Dante Rusconi en la causa Nº 1.002.925/16, a partir de los resultados de los análisis realizados por el Laboratorio Central de la provincia al agua que hoy proviene de perforaciones realizadas por la prestadora.