Tras la presentación del Proceso Preventivo de Crisis, Fate, la principal fábrica de neumáticos de Argentina, detalló en un informe ante la Secretaría de Trabajo la compleja situación económica que atraviesa y adelantó que evalúa el despido de 430 trabajadores, un cuarto de la planta de la localidad de San Fernando.

Fundada en 1940 con capitales nacionales, Fate se convirtió en líder en fabricación y exportación en el sector, con una capacidad de producción que supera los cinco millones de neumáticos por año, siendo proveedora de Peugeot, Renault, Volkswagen, Ford y Mercedes Benz, entre otras importantes marcas.

Sin embargo, para avanzar con los cesanteos, asegura que está siendo castigada por las fuertes cargas impositivas y la caída de las ventas tanto en el mercado externo como interno. En este marco, presentó el Proceso Preventivo de Crisis en el que se detalla, entre otras opciones, la posibilidad de reducir un turno laboral, arrasando así con 430 trabajadores sobre un total de 1.650 empleados bajo convenio.

Desde la cartera laboral, en tanto, detallaron que el próximo 21 de febrero se buscará un acuerdo entre la empresa y Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (SUTNA), el principal gremio del sector, desde el cual ya adelantaron que no “negociarán despidos”.

“No es el problema del costo de los trabajadores lo que se ha disparado estos años. Si la empresa quiere acusar algún tipo de modificación que le está causando menos ganancia de las que tenía anteriormente, claramente no fue que los sueldos se dispararon un 500% lo que hizo que esto sucediera, sino otros factores que tendría que ir a reclamarlos a Plaza de Mayo; ir a golpear las puertas del gobierno y no del sindicato”, dijo Alejandro Crespo, Secretario General del SUTNA.

Crespo: “no fue que los sueldos se dispararon un 500% lo que hizo que esto sucediera, sino otros factores que tendría que ir a reclamarlos a plaza de Mayo; ir a golpear las puertas del gobierno”.

Desde el sindicato consideran que, si bien hay una merma en el consumo, Fate no atraviesa tal crisis. “Esto es un intento de aprovechar la coyuntura nacional, de cierre, de problemas muy grandes a nivel económico, para meter una reforma dentro de la planta, pidiéndole permiso precisamente al gobierno que hace las modificaciones en la economía y así flexibilizar la fábrica”, explicó Crespo.

En este contexto, los trabajadores enrolados en SUTNA se movilizarán este jueves a las 16 hs desde Congreso a Plaza de Mayo para exigir que el gobierno nacional intervenga a favor de los empleados de la planta.

Un 2019 negativo para la industria

La compleja situación de Fate es un golpe más a la industria que viene en pique y que ni los propios empresarios ven con buenos ojos. Según datos del propio IINDEC, un tercio de las constructoras y de las fábricas prevén achicar sus plantas este año, producto de la recesión. Los datos surgen del Estimador Mensual Industrial (EMI) y los Indicadores de coyuntura de la actividad de la construcción (ISAC), que detallan también que el 39% de las empresas encuestadas prevé una disminución de su capital de trabajo.

La situación se vuelve preocupante si se tiene en cuenta la cantidad de trabajadores que abarcan estas fábricas. Cabe destacar que desde que el gobierno nacional dispuso que las empresas debían informar al menos diez días antes los despidos sin causas, la Secretaria de Producción y Trabajo recibió 7.666 solicitudes de cesantías por parte de 1.924 empresas hasta el 1º de febrero.