Por Pablo Pellegrino

“Es vergonzoso para la técnica legislativa haber aprobado una ley inconstitucional sólo porque era la voluntad del gobernador Gerardo Morales”, dijo a Contexto el diputado jujeño Juan Manuel Esquivel, uno de los que votó en contra del proyecto que la Legislatura provincial aprobó y que arancela el acceso a servicios de salud para ciudadanos extranjeros “que permanezcan en forma transitoria en el territorio de la provincia”.

El primero de los cinco artículos que componen la ley sostiene que el objetivo es “fortalecer el acceso y pleno goce del derecho a la salud en condiciones igualitarias e integrales, eliminando toda forma de discriminación y afianzando los lazos de hermandad con todos lo países del mundo, en base a criterios de justicia distributiva”.

Juan Manuel Esquivel (diputado jujeño): “Nunca hubo una discusión presupuestaria sobre cuánto podría impactar en la utilización del presupuesto provincial; siempre se acudió a ‘el extranjero me quiere sacar estas cosas’”. 

El avance de Morales sobre el tema no es nuevo: este diario entrevistó el año pasado al exministro de Salud, Daniel Gollán, luego de que el gobierno jujeño pidiera el tratamiento del tema en el Congreso Nacional, incluyendo en aquella oportunidad el acceso a la educación.

Lo curioso es que los propios datos que aporta el Ministerio de Salud de esa provincia reflejan el bajísimo nivel de internaciones de extranjeros: de los más de 47.100 pacientes que fueron atendidos en hospitales públicos de Jujuy en 2016, por ejemplo, sólo 140 eran extranjeros.

“Nunca hubo una discusión estadística, nunca hubo una discusión presupuestaria sobre cuánto podría impactar en la utilización del presupuesto provincial; siempre se acudió a la sensación de que ‘el extranjero me quiere sacar estas cosas’”, explicó Esquivel.

“Lo más curioso de todo es que un despacho tenía un año en carpeta esperando la oportunidad con once artículos, y ayer apareció sobre la mesa de los diputados un ‘proyectito’ de cinco artículos un poco más lavado que el anterior, con muchas más imprecisiones respecto de a quién se le va a cobrar”, agregó el diputado del Frente Unidos y Organizados (FUyO).

Según el legislador, la jornada del miércoles “fueron tres horas de discursos rayanos en la xenofobia, en la estigmatización del extranjero y, particularmente hoy, del ciudadano boliviano: no hemos hablado de un español que llega a Jujuy o un canadiense que viene para acá”.

Además, agregó que desde el oficialismo “se esforzaron por omitir” en la discusión la Ley Nacional de Migraciones. “En el artículo 8 la ley es muy clara: no se le puede restringir en ningún caso el acceso al derecho a la salud, a la asistencia social y sanitaria a los extranjeros”, afirmó.

Finalmente, Esquivel consideró que la aprobación tiene que ver con “un problema del gobernador con Evo Morales y de encuadre político del gobierno nacional contra Bolivia”.

En la misma línea se manifestó la diputada de la provincia de Chubut del bloque del Frente para la Victoria (FPV), Gabriela Dufour, en torno al decreto que firmó el gobernador Mariano Arcioni para expulsar del territorio provincial o negar el ingreso a extranjeros con antecedentes penales.

En diálogo con la señal de noticias TN, el Ministro de Seguridad, Federico Massoni, consideró que “se demuestra que el aumento del número de delitos está relacionado con la presencia en el territorio de ciudadanos extranjeros y los chubutenses no podemos permitir la delincuencia importada ni de ningún tipo en nuestro territorio”.

Gabriela Dufour (diputada de Chubut de Unidad ciudadana): “No hay extranjeros en cantidad, es falso. de hecho, nosotros le estamos pidiendo que muestre qué estadísticas sustentan esos dichos”.

“No hay extranjeros en cantidad, es falso. De hecho, nosotros le estamos pidiendo que muestre qué estadísticas sustentan esos dichos”, dijo Dufour a Contexto, y manifestó: “Esto tiene que ver con la campaña electoral, con la xenofobia que quieren instalar desde el gobierno nacional y con el alineamiento del ministro Massoni con Patricia Bullrich”.

La diputada analizó que, como en muchos lugares del país, los problemas de seguridad se han incrementado en esa provincia, pero negó que eso responda a un problema migratorio, sino a la falta de políticas de seguridad del gobierno.