En rechazo del Decreto 92/2019 de la Presidencia de la Nación que degrada la actividad deportiva haciendo desaparecer la Secretaría de Deportes de la Nación y conformando una Agencia, se presentó ayer el Frente Unido del Deporte Argentino (FUNDAR). Este espacio debutó con un documento de diez puntos para evitar “la privatización” del sector.

El Frente integra a la Confederación Argentina de Deportes, la Unión Nacional de Clubes de Barrios, la Confederación Argentina de Clubes, el Foro Social del Deporte, el Observatorio Social y Económico de Clubes de Barrio, la Coordinadora de Hinchas y el movimiento #SalvemosLosClubes.

Además, se sumaron decenas de federaciones deportivas y cientos de clubes de diferentes puntos del país. El encuentro fue en las instalaciones del Club Ciencia y Labor, en la Comuna 11 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Publicado por Fundarok en Miércoles, 6 de febrero de 2019

Comunicado completo: “Por la historia, el presente y el futuro del deporte nacional”

1- En Argentina, los clubes y las asociaciones deportivas han sido parte del tejido social, implicando una escuela de vida colectiva, a través de la cual fomentaron las bases de su desarrollo, su práctica masiva y popular.

2- El presente del deporte hace necesario que exista voluntad política para disponer recursos económicos y se promueva la inversión en infraestructura, en becas y asignaciones específicas.

3- Las políticas públicas deben trabajar y legislar en diversos niveles: la igualdad de género en el deporte, el acceso pleno de nuestros niños, niñas y adolescentes en situación de vulnerabilidad, de las personas con discapacidad y los adultxs mayores, la interacción y colaboración en distintos planos con los clubes de barrio y de pueblo, entre otros.

4- La existencia de políticas públicas deportivas inclusivas y populares debe ser acompañada por los diversos actores del deporte, instando a una fuerte participación para que deportistas, árbitros, directores técnicos, personal técnico y dirigentes hagan suyas las banderas del deporte, comprometiéndose solidaria y democráticamente con su propio espacio.

5- Por ello: rechazamos la eliminación por decreto del Consejo Nacional del Deporte y los Consejos Municipales de Deporte, destinados por la ley del deporte a efectivizar una verdadera federalización deportiva a partir de las singularidades de cada región, ciudad o municipio de nuestro país.

6- Rechazamos la eliminación del deporte en el ámbito escolar: deporte y educación deben ir de la mano.

7- Rechazamos la eliminación por decreto de la Confederación Argentina de Deportes, fundada en 1921, como entidad superior del deporte argentino.

8- Rechazamos la búsqueda del lucro como principal y único objetivo, y por ello la posibilidad de vender o cercenar parte del patrimonio histórico del deporte argentino como lo es el CENARD, el Instituto Educativo Romero Brest o cualquiera de las instalaciones del deporte argentino.

9- Instamos a trabajar mancomunadamente desde el Estado nacional y desde cada provincia del país con el fin de implementar la tarifa social de los servicios públicos para los clubes de barrio y de pueblo, como lo indica la ley.

10- Las políticas públicas y las asociaciones deportivas deben trabajar estratégicamente para engrandecer el deporte argentino y sus instituciones, respetando su autonomía y permitiendo que el deporte y la actividad física estén al alcance de todas y todos los habitantes de nuestro país.