Por Pablo Pellegrino

La gobernadora María Eugenia Vidal anunció este miércoles la culminación de las obras del Plan Maestro Hidráulico para la Región Capital durante un acto en el que estuvo acompañada por el mandatario local, Julio Garro, y funcionarios y legisladores bonaerenses. Para evitar reclamos, la visita fue anunciada sobre la marcha y tuvo un importante operativo de seguridad. 

La obra tiene como principal foco el arroyo El Gato, que fue ensanchado en su tramo a cielo abierto y entubado de forma subterránea a lo largo de su recorrido. El proyecto también contempló el mejoramiento de los cauces en otros arroyos de la ciudad, como el Maldonado, Rodríguez, Don Carlos y Carnaval.

Martín Slobodian (Secretario de Seguridad de Ensenada): “A El Gato se le manda más agua, con más derivadores, pero la desembocadura sigue siendo exactamente la misma”.

“Esta era una obra de esas que no se ven, que van por abajo, ya que son más de doscientas cuadras con entubamientos y canales que nadie ve pero que hacen la diferencia cada vez que llueve”, afirmó Vidal, y agregó: “Después de veintiocho años de que estas obras no se hacían, ahora tenemos más de trescientas obras hidráulicas que empezaron y terminaron en nuestra gestión”.

Durante el acto, la gobernadora sostuvo también que “esta obra no estaba empezada, estaba paralizada”, y dijo: “Fuimos los que más hicimos para ponerla en marcha y hoy está terminada”.

Sin embargo, las dos expresiones fueron desmentidas: ni las obras comenzaron con su gobierno ni se finalizaron en su totalidad. El secretario de Seguridad de la Municipalidad de Ensenada, Martín Slobodian, advirtió que una obra fundamental para culminar el proyecto del arroyo El Gato ni siquiera comenzó.

“El recorrido del arroyo El Gato termina en el Río Santiago y, por su intermedio, en el Río de la Plata: toda esa obra se hizo, se ensanchó la sección del canal de El Gato, en la zona de Ensenada tenía un ancho de treinta metros y se lo llevó a sesenta metros, pero el último puente que está a metros de la desembocadura nunca se hizo”, explicó el funcionario a Contexto. 

“A El Gato se le manda más agua, con más derivadores, pero la desembocadura sigue siendo exactamente la misma, y si vos ponés una manguera el doble de ancho pero no le cambiás el pico, vas a tener más presión pero no va a dejar salir más agua”, agregó.

“Esto genera un riesgo, no sólo para esa zona, sino para toda La Plata, porque los desagües fluviales no van a funcionar si el arroyo está lleno”, afirmó Slobodian. Por otro lado, recordó también que esa obra fue licitada en tres oportunidades, pero fueron operaciones “mentirosas para mostrar que se ocupan del tema”.

“Si una obra que sale 15 millones de pesos la licitás por 10 millones, nadie la va a hacer, pero por lo menos mostrás que estás interesado, incluso hubo una empresa que estuvo trabajando, haciendo mediciones y estudios del suelo, pero levantaron todo y se fueron”, completó.

En el mismo sentido se expresó el integrante de la Asamblea de Inundados de La Plata, Alejandro Albano, quien criticó la anticipada inauguración de la obra.

 “El puente de la calle 3 no está finalizado, tiene la estructura vieja y el antiguo ancho del canal;no tenemos claro todavía la finalización del derivador de 31; el puente del arroyo El Gato sobre 520 no se hizo porque hay un conflicto con una gomería a la vera del arroyo y el secretario de Coordinación nos dijo que en este año no se iba hacer porque no se podía resolver ese conflicto individual”, enumeró.

“Cuando uno habla de la gestión hidráulica de la ciudad no tiene que quedarse sólo con el hormigón”, consideró Albano, y en esa línea añadió: “De la mano de estas obras que resta terminar, el 26 de diciembre el intendente mandó dos proyectos de una serie de emprendimientos inmobiliarios en toda la zona de City Bell, Villa Elisa, Hernández y Olmos, sobre una cuenca que no tiene el debido análisis hidráulico de la capacidad que tienen esos arroyos ante lluvias”.

“El intendente dijo hoy que la Municipalidad no iba a dejar abandonados a los platenses, pero hay una clara contradicción, porque está impulsando una serie de desarrollos para gente con un poder adquisitivo importante sobre una zona que no tiene un análisis del impacto hidráulico sin esos desarrollos y, menos aún, con esos desarrollos inmobiliarios”, dijo.

Por otro lado, el integrante de la Asamblea de Inundados de La Plata manifestó que “la gobernadora faltó a la verdad cuando dijo que esas obras estaban paralizadas, porque son obras que comenzaron durante la gestión anterior, en el año 2014”.

Alejandro Albano (Asamblea de Inundados de Tolosa): “Cuando uno habla de la gestión hidráulica de la ciudad no tiene que quedarse sÓlo con el HORMIGÓN”.

Cabe destacar que, luego de las inundaciones del 2 y 3 de abril de 2013, la Legislatura bonaerense autorizó al gobierno de Daniel Scioli a endeudarse en más de 2.000 millones de pesos para afrontar el costo del mejoramiento de los arroyos en la región capital.

“Es una obra de suma importancia para cualquier vecino, más allá de la bandera política del que conduce en el momento, pero yo recuerdo las recorridas que hacíamos por las obras con el entonces ministro de Infraestructura Alejandro Arlía”, opinó en ese punto Martín Slobodian, y concluyó: “Lo que es grave es la mentira de decir ‘concluímos una obra’ cuando realmente hay mucha gente en peligro”.