Los trabajadores del Cementerio Municipal de La Plata, que desde mediados del año pasado están reclamando mejores condiciones labores, volverán a tomar medidas de fuerza luego de que el Poder Ejecutivo que encabeza Julio Garro incumpliera los acuerdos firmados en el Ministerio de Trabajo de la provincia y modificara los regímenes de horarios estipulados, un reclamo histórico de los empleados.

Gracias a la lucha y el reclamo constante de los trabajadores, a fin de año la cartera de Trabajo dictó la conciliación obligatoria y citó a ambas partes. En el encuentro, el Ejecutivo local se comprometió a mejorar las condiciones laborales, así como a garantizar cinco regímenes de horarios, con su respectivos trabajadores, ante la necesidad de personal los días sábados. Sin embargo, desde ATE explicaron que esto no se cumplió.

“Llevaron a la reunión cinco postulantes para darnos los cinco regímenes de horarios que nos habían prometido. Aceptamos y resulta que ahora, tres días antes de cobrar, nos llega el rumor de que habían modificado los regímenes. Nosotros seguimos con el acuerdo que se había firmado en Trabajo y resulta que llega fin de mes y resulta que esos rumores eran ciertos. Modificaron la situación de dos compañeros sepultureros y ni siquiera nos explicaron por qué”, explicó a Contexto Emanuel de Matías, delegado de ATE.

“Ellos mismos los postulan y ahora los sacan. No sólo eso, sino que en la reunión hacen hincapié en la necesidad que tenía el cementerio de tener más sepultureros, que pasaron a trabajar los sábados con el nuevo régimen de horario. Nos mintieron nuevamente”, agregó el delegado sindical.

Más allá de la necesidad de nuevos regímenes de horarios para paliar la falta de personal, los trabajadores del cementerio vienen denunciando el estado de abandono en que se encuentra el camposanto, así como también ellos, que cuentan con contratos precarios, escasez de herramientas y condiciones paupérrimas de trabajo, encontrándose muchas veces trabajando sin agua o rodeados de insectos ante la falta de mantenimiento. En este contexto, el camposanto platense, a pesar de la buena voluntad de sus empleados, se encuentra con yuyos, basura, bóvedas, baldosas y rejas rotas y lápidas destruidas.

De Matías: “El cementerio hace rato que está abandonado, pero con esta gestión se deterioró mucho. Falta gente, falta limpieza, faltan camiones; es un deterioro total”.

Paradójicamente, el Concejo Deliberante, con el apoyo de Cambiemos, declaró el año pasado “Patrimonio Histórico, Arquitectónico, Ambiental y Cultural al Área Histórica del Cementerio Local”, habilitando así un Fondo Especial de Restauración y Revalorización a través de la Secretaría de Obras Públicas, la misma que firmó el acta acuerdo incumplida.
“El cementerio hace rato que está abandonado, pero con esta gestión se deterioró mucho. Falta gente, falta limpieza, faltan camiones; es un deterioro total”, consideró De Matías, quien hace once años es trabajador del camposanto.

En este marco, desde el jueves pasado los trabajadores están en estado de asamblea permanente, en busca de abrir un canal de diálogo con las autoridades municipales. Pero, ante la falta de respuestas, mañana realizarán retención de tareas y una radio abierta en las puertas del cementerio para visibilizar el conflicto.