Mauricio Macri volvió a meter mano en los organismos públicos con un Decreto de Necesidad y Urgencia, esta vez para eliminar la autoridad de la Secretaría Nacional de Deporte y reducirla a una Agencia. La medida fue recibida con preocupación por el sector que ve en esta maniobra no sólo una reducción de recursos y estructuras para el deporte nacional, sino incluso la puerta de entrada para privados con intereses económicos particulares.

La principal preocupación está puesta en que el DNU sea el puntapié inicial para un posible desguace del Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (ENARD) y el remate de los predios históricos del Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CENARD).

“Esto se puede observar como un camino a la privatización del deporte. Primero, el año pasado se desfinanció el ENARD, ahora convierten la Secretaría en Agencia. A ello hay que agregarle la preocupación por el negocio inmobiliario que desde hace rato está depositado en los predios de Núñez”, dijo a Contexto el diputado nacional del FpV Carlos Castagneto, quien además integra la Comisión de Deporte en el ámbito legislativo.

Castagneto: “Esto se puede observar como un camino a la privatización del deporte. Primero, el año pasado se desfinanció el ENARD, ahora convierten la secretaría en agencia”.

“Esto merece un tratamiento adecuado en el Congreso. Me parece que es algo, como mínimo, inoportuno y desprolijo”, dijo.

Hace dos años Castagneto presentó un proyecto de ley para declarar de interés histórico la sede del CENARD. La iniciativa toma relevancia ya que en el artículo 15 del decreto de Macri estipula que la Agencia puede vender, alquilar o financiarse del uso de las propias instalaciones.

En este aspecto coincidió el director de la carrera de Periodismo Deportivo en la Universidad Nacional de La Plata, Andrés López, quien señaló: “Si mañana venden el CENARD, sería legal”.

El docente y periodista enfatizó: “Hay muchos intereses, pero el más importante ahí es el negocio inmobiliario. Pensemos lo siguiente, la cancha de River, el Tiro Federal y el predio del CENARD son parte de un triángulo que está en venta efectivamente”.

López: “Hay muchos intereses, pero el más importante ahí es el negocio inmobiliario: la cancha de River, el Tiro Federal y el predio del CENARD son parte de un triángulo que está en venta”.

Cabe destacar que el predio del Tiro Federal ya fue vendido a la familia Werthein, a la que pertenece el presidente del Comité Olímpico Argentino que organizó los últimos juegos de la Juventud. El club River Plate también ha manifestado su intención de mudar la institución de Núñez.

Otra voz que se alzó contra la medida tomada por Mauricio Macri fue la del exsecretario de Deporte, quien también fue futbolista profesional, Claudio Morresi, que advirtió sobre la apertura “del deporte argentino a las sociedades anónimas”. “Como producto del desastre económico que hicieron, el gobierno busca sacar plata de cualquier lado, en este caso del deporte”, dijo en declaraciones a la prensa.

El CENARD es el principal predio de entrenamiento y formación de deportistas argentinos, con la infraestructura para todo tipo de disciplinas, así como los hoteles para que residan durante las concentraciones. “Ahí está todo lo que necesita un deportista en natación, básquet, judo, vóley. Y eso no se puede trasladar, debe ser destruido. Una pista de atletismo no se puede trasladar de un lado a otro”, señaló López.

La degradación de la ahora Agencia Nacional de Deporte llega en un escenario en el que decenas de clubes barriales corren riesgo de cerrar sus puertas debido al grave embate económico que les significó los aumentos de tarifas. A esto se suman los reclamos constantes de las ramas deportivas que reclaman mayor atención por parte del gobierno.

En tres años de gobierno del macrismo, las partidas destinadas al área de deporte bajaron de 1.315 millones de pesos en 2016, a 1.097 millones de pesos en 2018.

“Hay muchos deportes que se van a perder porque las empresas van a ir en busca de los deportes que tienen rentabilidad. Eso es lo más grave de la injerencia de los privados en nuestro deporte nacional”, señaló Castagneto.