“Cinco mil tropas a Colombia” se podía leer claramente en la primera hoja del bloc de notas que exhibía –con ensayado “descuido”– John Bolton, asesor de Seguridad Nacional del gobierno de Estados Unidos. Los medios se hicieron eco rápidamente del texto y la conferencia de prensa –que anunciaba que el gobierno de Donald Trump se apropiaría de los dineros del Estado venezolano que se encontraban en bancos norteamericanos– giró hacia otro rumbo.

Tras el cambio de eje y las preguntas de los periodistas, Bolton aseguró que “el presidente (Trump) ha dejado claro que todas la opciones están sobre la mesa”, para volver a poner en agenda la amenaza de la intervención militar.

No fue causalidad la elección del momento ni de las palabras para lanzar la operación psicológica. La idea de la constante de intervención militar mantiene en vilo al pueblo venezolano, a su gobierno y a sus tropas. Colombia es uno de los principales aliados de Estados Unidos en la región y el país donde hay mayor cantidad de bases norteamericanas. El presidente colombiano Iván Duque, junto al neofascista brasilero Jair Bolsonaro, se han mostrado partidarios de la intervención militar que desean los halcones de Washington y el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

“Cinco mil tropas a Colombia” se podía leer claramente en la primera hoja del bloc de notas que exhibía –con ensayado “descuido”– John Bolton, asesor de Seguridad Nacional del Gobierno de Estados unidos.

En respuesta a esta amenaza, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró: “Ayer salió el señor John Bolton […] con una carpeta, una guerra psicológica infantil, de niños, con una carpeta diciendo ‘vamos a mandar cinco mil tropas a Colombia’, esa es la forma infantil de dirigir una política exterior desde la Casa Blanca. Por eso digo: nervios de acero, calma y cordura, confianza en nuestra fuerza y máxima movilización militar en favor de la lealtad, en favor de la patria y en favor de la unión cívico-militar”.

En la misma línea, el ministro de Relaciones Exteriores de la Federación Rusa, Serguéi Lavrov, señaló: “Ayer, John Bolton dio una rueda de prensa y, como informan los medios, mostró descuido al dejar al descubierto unas notas que pudieron ser observadas por las cámaras. Esas notas contenían la frase: ‘cinco mil tropas a Colombia’. También sugieren varios pensamientos, más aún si tomamos en cuenta los llamados a usar a los países vecinos de Venezuela para una intervención directa bajo el pretexto de la grave situación humanitaria, que son pronunciados abiertamente por Estados Unidos y varios países”.

Presidente Maduro: “nervios de acero, calma y cordura, confianza en nuestra fuerza y máxima movilización militar en favor de la lealtad, en favor de la patria y en favor de la unión cívico-militar”.

“Sin embargo, hemos prestado atención a que, a pesar de las declaraciones de ciertos miembros de la Unión Europea (UE), con un ultimatum al presidente Maduro, la declaración de Federica Mogherini (alta representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad), en nombre de toda la Unión Europea, se caracteriza por un tono más reservado y, en síntesis, promueve la idea de crear un grupo de contacto. Ahora estamos aclarando con nuestros colegas europeos qué ha de sobreentenderse exactamente de todo eso”, sostuvo el diplomático ruso.