El Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos (SAFyB), que depende de la CGT, denunció “la explotación académico comercial” que busca llevar adelante la Asociación de Empleados de Farmacia (ADEF) a través de la creación de una nueva carrera de licenciatura en Farmacia. Afirman que “excede su ámbito de acción” de acuerdo con la ley y que responde a los intereses del empresario Mario Quintana, fundador de Farmacity, con quien ADEF mantiene una estrecha relación y quien está volviendo al ruedo político en Cambiemos tras su presencia en la reunión que Mauricio Macri mantuvo con Elisa Carrió la semana pasada.

ADEF representa a empleados de farmacia pero históricamente buscó la de los profesionales de la farmacia, algo que actualmente le corresponde al SAFyB. Fue el único gremio del sector que durante el conflicto entre Farmacity y los farmacéuticos bonaerenses se inclinó a favor de la cadena comercial, incluso como amicus curiae durante una de las audiencias públicas a las que convocó en noviembre del año pasado la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) tras aceptar el pedido de la empresa para extender sus negocios en la provincia. La Justicia bonaerense había emitido fallos favorables a los farmacéuticos hasta 2015, cuando viró el clima político con la alianza Cambiemos en el poder y con Quintana como vicefeje de Gabinete.

Farmacity se enfrenta a una dura resistencia en la provincia
por su concepción mercantilista de la salud y los medicamentos. En este sentido, el Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires, colegios de otras provincias y la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA) se han
opuesto a que las farmacias puedan ser propiedad de sociedades anónimas, como lo establece uno de los artículos de la ley vigente (Nº 10.606) sobre el que Farmacity busca avanzar.

Peretta: “esta carrera va a ser un canal para que el cadete haga un curso y se transforme en farmacéutico, y esto fortalece la farmacia shopping”.

“En la práctica, esta carrera va a ser un canal para que el cadete haga un curso y se transforme en farmacéutico, y esto fortalece la farmacia shopping. Las consecuencias para la gente pueden ser que los farmacéuticos se equivoquen en dar o reemplazar un medicamento, y eso es muy grave. Así se devalúa el rol del farmacéutico”, advirtió en diálogo con Contexto Marcelo Peretta, secretario general del SAFyB.

“Farmacity necesita farmacéuticos porque la ley le exige farmacéuticos, como mínimo cuatro por farmacia. Mario Quintana tiene una visión empresarial de la farmacia, que tiene que vender de todo y a cualquier precio, con salarios bajos para sus trabajadores y precarización laboral”, subrayó.

Dentro del sector, tanto la COFA como el Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires también rechazaron la iniciativa de la ADEF. La COPA emitió un comunicado donde repudió “el intento del sindicato ADEF de impulsar la carrera de Farmacia en la UMET, que busca beneficiar a las ‘farmashopping’”. Y agregaron: “El farmacéutico es un profesional de la salud, experto en medicamentos, con una preparación de cinco años, que ha cursado una currícula que por su complejidad y amplitud lo habilita a ejercer la profesión en una variedad de ámbitos como la farmacia hospitalaria, la industria (medicamentos y productos médicos), la farmacia comunitaria, la logística, entre otros”.

En esa línea, el SAFyB señala que está fuera de incumbencia para la ADEF la creación de una carrera de ese tipo, porque no representa a ese tipo de trabajadores.

“ADEF no puede arrogarse esta carrera porque representan a un colectivo de trabajadores distintos, que son empleados de farmacia, como empleados de mostrador, cajeros y cadetes”, dijo Peretta. “No está mal que formen a los trabajadores, pero sí que ingresen a un ámbito que no es de su incumbencia”, añadió.

Mientras la COFA y colegios de farmacéuticos provinciales se oponen a Farmacity y a la nueva carrera, el Colegio de Farmacéuticos de Capital Federal lo apoya. “Esto es un acuerdo entre el Colegio de Farmacéuticos de Capital Federal, conducido por empresarios que quieren pagarle poco al farmacéutico, y Mario Quintana. Hay un acuerdo en perjuicio de los profesionales y la gente, porque ellos quieren medicamentos caros y enriquecerse”, apuntó.

“Lo contradictorio e inmoral es que el secretario general de ADEF, Víctor Carricarte, no posee título de farmacéutico; sin embargo, avanza sobre los profesionales gracias a su buena relación con empresarios del sector, en particular con Mario Quintana de Farmacity, y con Rubén Sajem y Margarita Menéndez Llano del Colegio Oficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de Capital Federal”, concluye el comunicado del SAFyB.

Por su parte, la ADEF informó que próximamente abrirán las preinscripciones para la nueva carrera a través de un video de su página oficial (http://www.adef.org.ar).