Mientras el intendente Julio Garro coloca ventiladores al aire libre en la República de los Niños -al mismo tiempo que el gobierno invita a “ahorrar energía”-, la falta de recursos se torna grave en los establecimientos de salud de La Plata: en el Hospital de Niños Sor María Ludovica dejó de funcionar el sistema de aire acondicionado en áreas de alta complejidad.

La noticia se conoció apenas días después del apagón que tuvo en vilo durante horas al Hospital San Martín, donde este martes también volvió a cortarse la luz durante cuarenta minutos. Tanto lo ocurrido en el Sor María Ludovica como en el San Martín son apenas dos muestras de un deterioro generalizado en el sistema de salud provincial, que no parece tener una respuesta satisfactoria a las demandas de los pacientes y profesionales.

“Tanto lo del Hospital San Martín con el tablero de luz, como el Hospital de Niños con los aires acondicionados, en los dos casos la responsabilidad recae en empresas tercerizadas que no dan ningún tipo de respuesta. Hay que agregar también el recorte de presupuesto, que este año ha sido menor al anterior, tal como sucedió en Educación”, dijo a Contexto Eliana Aguirre, delegada de ATE en el Sor María Ludovica, quien señaló el problema de infraestructura en los establecimientos de provincia.

El avance de las empresas privadas en el sector público, en especial en los hospitales, es otro de los factores señalados desde los gremios. Tal es el caso de los trabajos de limpieza, que habían pasado a manos del Estado en 2013 gracias a la lucha sindical y ahora han vuelto a participar empresas privadas de las licitaciones.

“Lo mismo pasa con los trabajos de mantenimiento eléctrico. Lo que pasó el otro día en el Hospital San Martín tiene que ver específicamente con una irresponsabilidad y falta de control por parte de una firma privada que se lleva millones. Porque ellos hacen los convenios directamente con los funcionarios de Salud”, dijo Aguirre.

Aguirre: “Tanto en el Hospital San Martín como el Hospital de Niños, la responsabilidad recae en empresas tercerizadas que no dan ningún tipo de respuesta”.

En tanto, el Hospital de Niños continúa sin aire acondicionado en áreas clave como neonatología, terapia intensiva, guardia y el hall central, lo que afecta de manera crucial tanto el trabajo de los profesionales como la estabilidad de los propios pacientes.

“Imaginemos que hay chicos que llegan con un cuadro de deshidratación, después de tomarse cuatro micros desde un barrio de la periferia. Cuando llegan se encuentran con un calor asfixiante donde no pueden estar ni en la guardia”, expresó la trabajadora. La única respuesta al problema es que “hay que esperar que llegue un repuesto mexicano” para el aire.

La situación se replicó ayer en el San Martín, donde la energía eléctrica se cortó durante más de cuarenta minutos. El corte afectó, una vez más, al área de neonatología, que posee cuarenta incubadoras con bebés recién nacidos. A esto se suma que el hospital ya no cuenta con un protocolo de traslado para este tipo de casos.

Mientras tanto, la empresa que hasta ahora se encargaba del mantenimiento de los hospitales platenses fue sancionada y apartada debido a la gravedad de los apagones, y, según explicaron desde ATE, las autoridades han puesto de manera provisoria una nueva empresa, pero por un mes.

“Contrataron una empresa por un mes. Es un dato alarmante. ¿Qué clase de empresa permite que te contraten por un mes? Están evaluando qué va a pasar. Hay mucho negociado detrás de esto”, agregaron.

Marcha por Niñez

Desde ATE y CICOP impulsaron una medida de lucha este martes frente al palacio municipal para hacer visibles estas problemáticas. Si bien el eje central de la actividad estuvo vinculado al pedido de reincorporación de seis trabajadoras echadas de Niñez y Adolescencia, la jornada también dio lugar a los reclamos en Infraestructura para los nosocomios bonaerenses.