Esta vez en Rosario: gremios y organizaciones rechazaron el tarifazo

Las dos CTA y la Corriente Sindical para el Modelo Nacional protagonizaron la Marcha de las Antorchas en la ciudad santafesina, contra la política tarifaria del gobierno. En CABA, organizaciones sociales pidieron la emergencia alimentaria y también rechazaron el tarifazo.

226

Los tarifazos en los servicios públicos y el transporte que anunció en los últimos días de diciembre el gobierno nacional siguen teniendo un fuerte rechazo por parte de organizaciones sociales y gremiales. Ayer, las dos CTA y la Corriente Sindical para el Modelo Nacional (FSMN) encabezaron una movilización en Rosario contra la medida, al igual que Barrios de Pie, que marchó desde el Obelisco hacia la Secretaría de Energía en CABA, donde instalaron ollas populares.

La serie de Marchas de las Antorchas contra los nuevos tarifazos que se replican en distintos puntos del país se hizo ayer en el centro de Rosario. También hubo protestas parecidas en Santa Fe, La Rioja y San Juan. La semana pasada se había hecho con epicentro en el Congreso de la Nación. Comenzó a las 18:30 hs y terminó con la lectura en Plaza San Martín de un documento crítico contra la política económica de Cambiemos. Además de las centrales sindicales convocantes, participaron un amplio espectro de organizaciones sociales, pymes, comerciantes y vecinos.

La marcha fue encabezada por los referentes gremiales que portaban una bandera con el mensaje “Rosario dice no al tarifazo”. «No se puede convivir con un gobierno que todo lo resuelve metiéndole la mano en el bolsillo a la gente», afirmó el secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), Hugo Yasky. «La situación de los trabajadores hoy es deplorable, se han gastado el medio aguinaldo para pagar las tarifas. Antes se usaba para ir de vacaciones o para arreglar o reponer algo que faltaba en la casa, y hoy se usa para pagar el agua y el gas, una locura», añadió.

Barrios de Pie pidió al gobierno que dé marcha atrás con el tarifazo

Horas antes, al mediodía y en CABA, Barrios de Pie instaló ollas populares en la Secretaría de Energía para pedir que se derogue el aumento en los servicios públicos por ser imposible de pagar para las familias de sectores populares. A su vez, como hicieron en una medida similar la semana pasada, confirmaron que volverán a marchar los próximos jueves hasta que el gobierno dé marcha atrás con los incrementos.

“Este tarifazo afecta a los sectores más humildes y de clase media y, en el contexto económico en el que se encuentra el país, el gobierno no puede pretender que los vecinos y vecinas paguen este aumento desmedido”, sostuvo el referente de la organización, Daniel Menéndez.

Su organización pide también la declaración de la emergencia alimentaria. En este sentido, elaboró la medición del Índice Barrial de Precios (IBP), que establece los incrementos en la Canasta Básica Alimentaria (CBA) de acuerdo con los registros en los comedores y merenderos del Gran Buenos Aires. La CBA, que mide la línea de indigencia, aumentó en 2018 un 52%, mientras que la Canasta Básica Total (CBT), que contabiliza también bienes y servicios y mide la línea de pobreza, subió un 51%. Son índices por encima de la inflación anual del 47,6% que midió el INDEC.

“Cifras que duelen: la Canasta Básica Total aumentó 7.896 pesos, mientras que la Jubilación sólo 1.384 y el Salario Social Complementario sólo 1.350. Con esas cifras es difícil pretender que no aumenten también los números de la pobreza y la indigencia”, afirmó Menéndez.

A fines de diciembre, el exsecretario de Energía Javier Iguacel anunció los aumentos del gas (35%), luz (55%) y agua (50%) que profundizan el desarme del esquema de subsidios por parte del gobierno de Mauricio Macri, en sintonía con los pedidos que le hizo el Fondo Monetario Internacional (FMI) en materia de política tarifaria. Desde aquel anuncio, se han repetido los reclamos de vecinos en distintas ciudades del país y de organizaciones sociales y sindicales que ven cómo se reduce su poder adquisitivo frente a los tarifazos y la inflación.