Raúl “Peque” García: por proxenetismo, cayó el organizador de la fiesta clandestina donde murió Emilia Uscamayta Curí

El empresario de la noche y reconocido militante PRO fue detenido en San Bernardo esta semana por una causa vinculada a trata de personas. Desde 2016 está entre los cuatro principales implicados por el fallecimiento de la joven estudiante de Periodismo.

770

Los principales medios de la Argentina no tardaron en hacerse eco esta semana de la detención del empresario de la noche Raúl García, capturado en San Bernardo en el marco de una causa por trata de personas. Denunciado por las mismas víctimas, García no es otro que “El Peque”, un reconocido RRPP platense allegado al PRO que desde 2016 está entre los cuatro implicados por la muerte de Emilia Uscamayta Curí, ocurrida en una fiesta ilegal organizada en complicidad con autoridades municipales.

La detención de García se dio en el marco de una investigación desplegada a partir de una denuncia hecha por tres jóvenes venezolanas, quienes habían logrado escapar de una red de trata en la ciudad costera. Las denunciantes habrían sido llevadas hasta allí engañadas por el ex RRPP platense.

Al momento de su detención, el empresario se encontraba en total libertad, aun estando implicado desde 2016 en una causa por “homicidio simple con dolo eventual”, en referencia a la muerte de Emilia Uscamayta.

“Por los condicionamientos de la Justicia, hoy en ‘terapia intensiva’ como ya lo hemos visto en casos como la destitución del juez Arias, aún estamos esperando el juicio mientras García estuvo en libertad todo este tiempo”, dijo a Contexto el abogado Adrián Rodríguez, quien se dedicó a representar a la familia Uscamayta por el episodio que, después de tres años, se ha convertido en una causa popular contra la impunidad empresarial y política en La Plata.

La irrupción de la vida pública de “Peque” García se remonta a los años noventa, cuando regenteaba fiestas del Centro de Estudiantes de Bahía Blanca, lugar de gran popularidad de la época, y por estar al frente de una peña para hinchas de Boca, lugar donde luego conocería al actual intendente Julio Garro.

la Justicia está muy condicionada, sobre todo en la ciudad de Buenos Aires. Ni siquiera ha avanzado la causa contra los funcionarios públicos que habilitaron la fiesta donde murió Emilia.

“Nosotros sabíamos que esto podía llegar a pasar. García siempre se codeó con este tipo de actividades ilícitas, era algo que se sabía. Pero la Justicia está muy condicionada, sobre todo en la ciudad de Buenos Aires. Ni siquiera ha avanzado la causa contra los funcionarios públicos que habilitaron la fiesta donde murió Emilia, que cobraron una coima, y sin embargo nada avanza”, dijo Rodríguez, y agregó: “Nos encontramos con que sólo estos cuatro empresarios de la noche han sido implicados, de los cuales solamente uno está preso”.

El abogado se refiere a los implicados García, Santiago Piedrabuena, Carlos Bellone y Gastón Haramboure. Este último hoy se encuentra en prisión y cumple condena por otra causa vinculada a la muerte de un joven en Berisso.

En tanto, García supo hacerse un nombre en el circuito nocturno con las fiestas en el Club Hípico de La Plata, también con eventos para la empresa Flecha Bus y luego la administración del extinto boliche Chavela.

Otro de los puntos a destacar sobre el historial de García es su vínculo estrecho con el aparato partidario de Cambiemos, hoy en La Plata representado por Garro. Son de público conocimiento los habituales alardes que el empresario solía hacer de su cercanía al PRO, sus apariciones en los famosos “búnkers” para festejar, mostrándose en fotos con figuras como María Eugenia Vidal o el propio Mauricio Macri.

“Nos hubiera gustado que la gobernadora saliera a hablar de esto, explicando esas fotos, quién es, por qué está ahí, que se hubiese excusado”

“Nos hubiera gustado que la gobernadora saliera a hablar de esto, explicando esas fotos, quién es, por qué está ahí, que se hubiese excusado”, había expresado en su momento Cristian Uscamayta, hermano de Emilia, respecto de las apariciones públicas de García con funcionarios oficialistas tras el fallecimiento de la joven.

En la actualidad, el caso de Emilia continúa abierto, la familia sigue sin encontrar justicia y sus principales sospechosos empresariales y políticos están en libertad.