Este jueves 10 de enero, Nicolás Maduro asumió su segundo mandato presidencial tras ganar las elecciones de mayo de 2018. Al no poder jurar frente a la Asamblea Nacional, porque esta se encuentra en desacato, el mandatario cumplió con los pasos legales que marca la Constitución de su país y prestó juramento ante el Tribunal Supremo de Justicia.

A pesar del ataque de los medios hegemónicos de comunicación, del autodenominado Grupo de Lima y del gobierno de Estados Unidos, intelectuales, periodistas, académicos, dirigentes sociales y políticos de todo el mundo se manifestaron a favor de que se respete la voluntad del pueblo venezolano y saludaron con alegría la juramentación del presidente.

En diálogo con Contexto, Oscar Laborde, diputado del Parlamento del Mercosur, Stella Calloni, periodista e investigadora, Paula Klachco, coordinadora del Capítulo Argentino de la Red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad, y el reconocido académico Atilio Boron hablaron sobre la asunción de Nicolás Maduro, el rol de la oposición y las amenazas injerencistas del gobierno de Estados Unidos y sus socios del Grupo de Lima.

Calloni afirmó que “la elección de Maduro quedó claramente legitimada por la gran participación de su pueblo y por la participación de un gran número de veedores internacionales que controlaron todo el proceso electoral. Algunos dirigentes opositores decidieron no participar, tal cual se lo habían ordenado desde Estados Unidos, pero otros sí participaron y sacaron una importante cantidad de votos. En ese marco, el triunfo de Nicolás Maduro fue contundente”.

Calloni: “El plan golpista está apoyado desde el exterior por el gobierno de Estados Unidos y por el Cartel de Lima, compuesto por presidentes que están totalmente desprestigiados en sus propios países y que sólo piensan en responder a las órdenes de Washington”.

“Lamentablemente, el sector de la oposición que no se presentó está empecinado en el camino golpista, porque sabe que por medio de los votos no puede derrotar a Maduro. El plan golpista está apoyado desde el exterior por el gobierno de Estados Unidos y por el Cartel de Lima, compuesto por presidentes que están totalmente desprestigiados en sus propios países y que sólo piensan en responder a las órdenes de Washington”, manifestó.

Calloni también remarcó que “Estados Unidos y el Grupo de Lima quisieron crear las condiciones para realizar una intervención militar, incluso hubo desplazamiento de tropas y helicópteros que llegaron a Panamá horas antes de que se realice la asunción de Maduro, pero los pueblos de América Latina han brindado un apoyo enorme al gobierno de la Revolución Bolivariana y esas intenciones intervencionistas se han frenado por ahora. Se demostró que Venezuela no está sola. Pero siempre hay que estar atentos”.

En la misma línea, Atilio Boron aseguró que “la asunción de Maduro significa una nueva derrota al imperialismo y a la derecha de América Latina, que estuvieron trabajando arduamente desde mayo de 2018, el mes en que se produjo la elección, para intentar por todos los medios invalidarla, desprestigiarla, desacreditarla y no lo lograron. Intentaron poner de rodillas al pueblo venezolano y a su gobierno y tampoco lo lograron”.

“La asunción marca un día histórico, porque garantiza la continuidad de la Revolución Bolivariana, con todos los problemas, las dificultades, los inconvenientes y los errores que ha tenido, pero también con sus grandes aciertos”, afirmó.

Boron concluyó que “la Revolución Bolivariana acabó con la plaga del analfabetismo, un mal que afecta a millones de latinoamericanos. El gobierno venezolano ha entregado más de 2 millones de viviendas a los sectores populares. Un país que ha mantenido la autodeterminación nacional y que no se ha rendido ni se ha puesto de rodillas. Seguro habrá mucho por corregir todavía, pero era fundamental dar este paso adelante y se ha logrado hacerlo”.

Boron: “La asunción (de Maduro) marca un día histórico, porque garantiza la continuidad de la Revolución Bolivariana, con todos los problemas, las dificultades, los inconvenientes y los errores que ha tenido, pero también con sus grandes aciertos”.

Oscar Laborde aseguró que “hay que recordar que había una mesa de diálogo que se había instalado en República Dominicana entre el gobierno y la oposición venezolana que estaba dando muy buenos resultados, de los que fue testigo el propio expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero. Se había llegado al acuerdo de adelantar las elecciones para mayo, como quería la oposición, pero luego una parte de esa oposición no quiso presentarse y Maduro ganó legítimamente esas elecciones”.

“La oposición está dividida entre los que decidieron ir a elecciones y los que no quisieron presentarse, entre los que fueron a las elecciones y reconocieron el resultado y los que no quisieron reconocerlo, entre los que reconociendo el resultado juran ante la Asamblea Constituyente y los que no juran, y está divida entre los que quieren la intervención militar y los que no la quieren. Por eso, desde afuera se intenta hacer lo que esa oposición dividida no puede hacer desde adentro, ganarle a Maduro”, explicó.

Laborde: “Se había llegado al acuerdo de adelantar las elecciones para mayo, como quería la oposición, pero luego una parte de esa oposición no quiso presentarse y  Maduro ganó legítimamente esas elecciones”.

Laborde señaló que “el Grupo de Lima es un engendro. Al no haber logrado en la OEA los dos tercios necesarios para atacar a Venezuela, ni tampoco en las Naciones Unidas, inventan este engendro que no tiene ninguna identidad definida. Fue creado sólo con el fin de atacar al gobierno de Maduro y preparar el terreno para justificar una intervención militar de Estados Unidos y de los gobiernos que le son serviles en la región”.

Por su parte, Paula Klachko remarcó que “hay que felicitar al presidente Nicolás Maduro y al pueblo de Venezuela por esta asunción. Maduro siempre reivindica su rol como presidente obrero y heredero de lo mejor de la tradición histórica bolivariana”.

“Hace veinte años que ese pueblo heroico resiste el asedio del imperialismo norteamericano, que no puede aceptar haber perdido la colonia petrolera que estuvo durante tantos años en sus manos”, remarcó.

klachko: “Los pueblos de Nuestra América y sus organizaciones populares apoyan unánimemente la voluntad y la lucha del pueblo Venezolano y hoy festejan la asunción de Maduro”.

Klachko aseguró que “el pueblo venezolano y su gobierno encabezado por Nicolás Maduro están construyendo una historia heroica con sacrificios y enfrentando un sinnúmero de dificultades, pero siempre a favor del pueblo y contra los poderosos y privilegiados”.

“Los pueblos de Nuestra América y sus organizaciones populares apoyan unánimemente la voluntad y la lucha del pueblo venezolano y hoy festejan la asunción de Maduro”, concluyó Klachko.