En el comienzo de lo que serán manifestaciones todos los jueves de enero en varios puntos del país, movimientos sindicales y sociales realizaron la primera marcha de 2019 contra el gobierno de Mauricio Macri, con la consigna principal de repudiar los nuevos tarifazos. La mentada “Marcha de las Antorchas” impulsada por las dos CTA y Camioneros (en lo que se ha encuadrado como el Frente Sindical para el Modelo Nacional) tuvo lugar ayer tanto en el centro porteño como en la provincia de Chaco.

La multitudinaria movilización se desplegó ayer, cerca de las 18:30 hs, desde la Avenida 9 de Julio hasta el Congreso de la Nación, donde los principales sectores convocantes hicieron lectura de un documento. También se sumaron organismos de derechos humanos.

“Vamos a denunciar penalmente al ministro que anunció el tarifazo y se fue rápidamente a Punta del Este”, había advertido Hugo Yasky, titular de la CTA de los Trabajadores en referencia al ahora extitular de Energía de la Nación, Javier Iguacel, remplazado por Gustavo Lopetegui. A la CTA del actual diputado de Unidad Ciudadana se ha plegado la de Pablo Micheli, así como intendentes que acompañarán la presentación judicial.

Al mismo tiempo, desde las pymes y otros sectores empresariales también confluyeron en la protesta para dar visibilidad a la delicada situación económica que atraviesan como consecuencia tanto de los aumentos como de los embates inflacionarios y la liberación de importaciones.

“El inicio de 2019 está plagado de malas noticias: una profundización del camino recorrido, los quiebres, cierres, bajas de producciones y despidos. Los cuadros tarifarios son una inflación inducido para seguir distribuyendo recursos a los sectores más concentrados de la economía”, dijo a Contexto Eduardo Fernández, representante de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME), cuyo sector acompañó la marcha de ayer.

“Estamos en un marco de emergencia, por eso hemos decidido acompañar este plan de acción. Junto a clubes de fútbol, asociaciones de usuarios, gremios varios, estamos coordinando esta manera de expresar, que es la mejor que conocemos, con el pueblo haciéndose oír en la calle”, dijo Fernández, que indicó que el sector pyme también se movilizó en Córdoba.

Allí también se alinearon jubilados, docentes, portuarios, trabajadores del Correo, de la salud bonaerense, y otros gremios donde incluso aún no han cerrado las discusiones paritarias y piden reabrir las de 2018. Los principales balances estiman que los gremios exigirán más del 30% para superar la inflación.

Alrededor de las 20 hs, la concurrencia de la marcha hacia el Congreso se multiplicó por miles de personas que coparon el centro porteño.

En tanto, Barrios de Pie se movilizó al mediodía a la Secretaría de Energía en rechazo a los aumentos de los servicios públicos y realizó ollas populares. Los manifestantes se concentraron al mediodía en la zona del centro y marcharon a la sede conducida ahora por Lopetegui.