Tal como sucedió con la celebración de la Navidad, la crisis llegó también a la festividad por los Reyes Magos: la venta de juguetes se derrumbó en un 13,5% según detalló la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ), dando cuenta así de las todavía fuertes consecuencias de la megadevaluación de 2018 y la caída del poder adquisitivo de los salarios en un año marcado por la crisis financiera.

De acuerdo con los datos difundidos por la CAIJ, la caída no sólo fue en términos de unidades vendidas, sino también del monto de la compra promedio frente a la inflación acumulada. En ese sentido, explicaron que el tícket promedio alcanzó los 300 pesos, frente a 240 pesos que había registrado en enero del año pasado, lo que da un magro aumento del 25% en un año donde la inflación fue casi el doble que ese porcentaje.

En la misma sintonía, la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) informó que las ventas minoristas durante la semana de Reyes cayeron un 11,5%, alcanzando una baja del 13,3% en locales físicos.

El relevamiento de la CAME, que además de juguetes incluye otros productos, muestra el gasto promedio por compra de unos 600 pesos sobre los 430 del año pasado, un aumento del 39,5%, también por debajo de la inflación de 2018.

La encuesta realizada sobre 1.560 comercios arroja un resultado negativo en los diez rubros más representativos de las ventas de esta fecha para locales físicos, mientras que en la modalidad online ocho tuvieron subas en cantidades vendidas.

Cabe recordar que también para Navidad la caída del consumo se hizo notar. En el rubro de juguetería, la CAIJ había anotado un descenso de casi 20%, muy superior a lo registrado en la semana de Reyes, mientras que según la CAME las ventas minoristas cayeron en 9% en el primer caso y 11,5% en el segundo.