Los y las trabajadoras de la Dirección de Niñez y Adolescencia de la Municipalidad de La Plata volvieron a manifestarse frente a la sede central ubicada en calle 59, en rechazo a los despidos en el área que dejaron desmantelado prácticamente el Servicio Local de Altos de San Lorenzo.

Dependiente de la Secretaría de Desarrollo Social comandada por el radical Raúl Cadaá, la Dirección de Niñez y Adolescencia, a cargo de Silvia Conti, trabaja con servicios interdisciplinarios en la promoción y defensa de niños, niñas y adolescentes, teniendo una sede central en calle 59 y otros diez servicios en las diferentes localidades de La Plata, apuntando a una presencia en el territorio.

Los trabajadores y trabajadoras vienen reclamando la mejora de las condiciones salariales y profesionales, la necesidad de más recursos y materiales, así como mejores condiciones edilicias para permitir una mejor atención. Justamente la sede de Altos de San Lorenzo era donde más se hacían oír estos reclamos.

Desde ATE destacaron que la única respuesta a sus pedidos fue “la desvinculación arbitraria y carente de fundamentos”, lo que es considerado como “actos de persecución y disciplinamiento por parte de las autoridades”, quienes continúan “a la fecha amenazando a personal que se encuentra manifestándose en defensa de sus derechos”.

La falta de personal es uno de los problemas centrales que atraviesan los diferentes servicios locales, por lo que los despidos complejizan la situación: en Altos de San Lorenzo sólo queda una trabajadora para la atención de más de mil familias; en la zona de City Bell el servicio local cuenta con cuatro profesionales y un operador de calle para ochocientas familias; en Villa Elvira son tres profesionales y un operador de calle para la atención de dos mil familias; en Los Hornos y Arana el equipo es de tres profesionales y un operador comunitario para 1.500 familias, situación que se repite en San Carlos.

Esta sobreexigencia laboral se completa con un cuadro de precarización notable: de ochenta personas, sólo siete están en planta permanente, el resto son contratadas. Ante este panorama, con el apoyo de organizaciones de Niñez que se acercaron a brindar su apoyo, las y los trabajadores de la Dirección se manifestaron en las puertas de la sede y ratificaron el estado de asamblea permanente hasta lograr la reincorporación.