Un informe publicado por el Centro Abdullah Al Hourani de Estudios y Documentación para la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) señala que al menos 54 niños palestinos fueron asesinados por el Ejército israelí durante 2018 y que otros novecientos fueron arrestados durante ese mismo año.

Según detalla el informe, 44 de esos niños fueron asesinados durante las marchas del retorno, y de los arrestados, al menos 230 siguen detenidos en la actualidad.

Rabi: «No nos olvidemos de que la exdiputada y actual ministra israelí, Ayelet Shaked, decía que había que matar a los palestinos en el vientre de su madre porque, sino, estas iban a dar a luz ‘pequeñas serpientes’”.

En diálogo con Contexto, la presidenta de la Federación de Entidades Argentino-Palestinas, Tilda Rabi, aseguró que “se ha naturalizado de tal manera el ataque sobre el pueblo palestino que ya ni siquiera con los niños tienen un poco de humanidad. Esto es así gracias a la complicidad y el silencio de la comunidad internacional”.

“Esto es parte del nuevo esquema internacional con Donald Trump a la cabeza, pero también con lo que está pasando en nuestra región, con líderes que avalan las políticas segregacionistas”, sostuvo.

Rabi: «El gobierno argentino tiene vínculos muy estrechos en el área de armas y seguridad con el gobierno israelí. Y en Brasil, Bolsonaro también es parte de ese proyecto colonial”.

Rabi afirmó que “se ha vuelto cotidiano que los niños sean unos de los principales objetivos del sionismo. Hay una violación sistemática. Es la cara más descarnada del sionismo”.

“La esencia real del sionismo es el colonialismo y el racismo. Quieren hacer una limpieza étnica. No nos olvidemos de que la exdiputada y actual ministra israelí, Ayelet Shaked, decía que había que matar a los palestinos en el vientre de su madre porque, sino, estas iban a dar a luz ‘pequeñas serpientes’”, recordó la dirigente.

al menos 54 niños palestinos fueron asesinados por el Ejército israelí durante 2018 y otros novecientos fueron arrestados.

Rabi aseguró que “en América Latina el alineamiento con el sionismo es cada vez más evidente. El gobierno argentino tiene vínculos muy estrechos en el área de armas y seguridad con el gobierno israelí. Y en Brasil, Bolsonaro también es parte de ese proyecto colonial”.

“Es necesario darse cuenta de que lo que pasa en Palestina también afecta a esta región y que los proyectos neoliberales que se están desarrollando aquí obedecen a una política colonial que es global. Tenemos que tomar conciencia de que Palestina está mucho más cerca de lo que creemos”, concluyó.