Cristina Kirchner y una cantidad incontable de dirigentes salieron durante este domingo a rescatar la figura del excanciller argentino Héctor Timerman, quien falleció tras luchar contra el cáncer que padecía. La expresidenta hizo un extenso posteo en Facebook por “la necesidad de decir hoy lo que siempre dije en privado a quien quisiera escucharme”.

Según la senadora nacional, “Héctor se enfermó por el dolor y el sufrimiento que le provocó el irracional e injusto ataque que ambos sufrimos con motivo de la firma del memorando de entendimiento con Irán para lograr el esclarecimiento del atentado terrorista contra la mutual judía y poder destrabar así la causa judicial de la AMIA, que a casi 25 años del hecho continúa paralizada y sin ningún condenado”.

“Nunca he visto sufrir tanto a nadie por los ataques, las calumnias y las injurias que le propinaban”, recordó la líder de Unidad Ciudadana. Para la exmandataria, “no hay dudas” de que la figura de Timerman “será recordada y reconocida por la historia por su dignidad y su incansable lucha por la defensa de los intereses nacionales”. El texto completo puede leerse aquí.

Alicia Castro, exembajadora en Venezuela y en el Reino Unido, también elogió a Timerman. “Será recordado como un canciller que defendió la soberanía y la unidad regional. Cuando la Argentina era un ejemplo de dignidad en el mundo”, advirtió.

Por su parte, Florencia Saintout se sumó al homenaje póstumo desde su Twitter. “Murió perseguido por el revanchismo político y por el Poder Judicial”, consideró la jefa del bloque de diputados kirchneristas en la Legislatura bonaerense, entre otros conceptos.

“Cada vez tengo menos fuerzas y quiero demostrar quién miente y quién dice la verdad”, había tuiteado el propio Timerman el 12 de julio en relación con las acusaciones en su contra. Luego de conocerse la noticia, el periodista especializado en judiciales Raúl Kollmann escribió una contundente nota donde explicaba a qué se había tenido que enfrentar.

“El excanciller falleció esta madrugada rodeado por sus familiares, tras una larga batalla contra el cáncer y un largo proceso de persecución en el que participaron jueces de Comodoro Py, el gobierno de Cambiemos y las instituciones de la comunidad judía”, sintetizó Kollmann en su artículo. En su Twitter, Kollmann fue más duro: “Lo mataron”. También recordó que el juez Claudio Bonadio evitó convocar al titular de Interpol para que no se caiga el expediente.

Irina Hauser, colega de Kollmann en ese mismo medio y sección, siguió la misma línea de pensamiento. “La muerte de Timerman duele doble: fue acusado falsamente, con el aporte de colegas (?) de cuarta y una Justicia que no merece ese nombre”, escribió.

Jorge Taiana, quien lo antecedió en la Cancillería, también se expresó durante la jornada: “Triste noticia. Murió Héctor Timerman, perseguido injustamente por razones políticas”.

También hubo lugar para el reconocimiento internacional de la mano del presidente de Bolivia, Evo Morales, y del exjefe de Estado de Ecuador, Rafael Correa. Ambos lo hicieron en la red social del pajarito.

“Esta es la verdad. Ambas denuncias son terribles canalladas. La de Nisman por encubrimiento y la de traición a la patria”, opinó Pablo Dugan, autor del libro Quién mató a Nisman. Desde el entorno familiar de Timerman decidieron recordar unos fragmentos de la carta abierta que había escrito con anterioridad. Alejandro Rúa, uno de sus abogados junto a Graciana Peñafort, reprodujo ese mensaje.