Bajo la consigna “Juez Kreplak, fiscal Ferrara, la causa está parada”, Marta Ramallo junto con organizaciones feministas se manifestaron frente a Tribunales Federales al cumplirse diecisiete meses de la desaparición de la joven platense.

Johana Ramallo fue vista por última vez el 26 de julio en 1 y 63, en la zona roja de La Plata. Desde ese momento, su madre encabeza la búsqueda rodeada de organizaciones feministas y de derechos humanos, quienes sostienen que la joven de veinticuatro años fue desaparecida para ser prostituida por una red de trata que opera en ese lugar, con complicidades policiales y políticas.

En este marco, la causa recayó en el Juzgado Federal N° 1, que subroga el juez Ernesto Kreplak, bajo “un presunto delito de trata”, con la investigación del fiscal Guillermo Ferrara, tras la salida de Hernan Schapiro hace tres meses. Según advirtió Marta Ramallo, este nuevo funcionario no ha demostrado interés alguno en la causa ni mucho menos en atenderla a ella.

“No pensé que íbamos a llegar a diecisiete meses sin Johana. No pensé que la Justicia nos iba a dar otro golpe más como ese 26 de julio. No pensé que la vida de mi hija no le importe a un juez, ni a un fiscal, ni a un Estado cómplice. Son diecisiete meses de dolor”, sostuvo.

Ramallo: “No pensé que íbamos a llegar a diecisiete meses sin Johana. No pensé que la justicia nos iba a dar otro golpe más como ese 26 de julio”.

“Hace tres meses que a mi hija no la está buscando nadie, y, para mí, tanto jueces como fiscales están desapareciendo a Johana por segunda vez. Hace diecisiete meses que estamos reclamando, pero parece que la vida de ella no le importa ni a este juez ni a este nuevo fiscal. Yo los invito a que renuncien a la causa y den lugar a otros que se pongan a trabajar por la aparición con vida de mi hija y de tantas otras Johanas más”, denunció Marta.

Por otro lado, evidenció que, al investigarse como un delito de trata, el fiscal debería contar con la colaboración de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (PROTEX) de la Procuraduría General de la Nación, sin embargo, este organismo no está participando más de la investigación.

“Hoy hice una presentación formal para que el fiscal Ferrara me reciba. Hasta el momento nunca me llamó. Tengo muchas preguntas para hacerle, por ejemplo, por qué no está trabajando a la par con la PROTEX. Nosotros veníamos trabajando muy bien con ellos, con investigaciones que veníamos llevando adelante, pero no sé por qué Ferrara no ha continuado con ese camino. Eso me llena de bronca. Espero que me reciba y me explique”, dijo la madre de Johana.