A los 91 años, falleció el historiador, escritor y periodista anarquista Osvaldo Bayer. El hecho fue confirmado en Facebook por su hija. “Una noticia muy triste, falleció mi papá”, escribió Ana Bayer. De manera instantánea, las redes sociales se inundaron de mensajes de reconocimiento a su trabajo, siempre a favor de los trabajadores y de los más desprotegidos.

Su obra maestra, sin dudas, fue el libro Los vengadores de la Patagonia trágica, publicado en varios tomos entre 1972 y 1974. En base a esa investigación, escribió el guión de la película La Patagonia Rebelde, dirigida por Héctor Olivera.

Ambos títulos siembre se confundieron y en 2001 el propio Bayer zanjó la confusión y editó un tomo resumen del libro y lo tituló como el film. Los hechos contados son los fusilamientos de unos 1.500 peones durante la primera presidencia de Hipólito Yrigoyen para reprimir una huelga obrera.

Su militancia le valió la persecución de la Triple A durante el gobierno de María Estela Martínez de Perón, y en 1975 se exilió a Berlín. Estando allí generó vínculos con la intelectualidad europea, que mantuvo hasta sus últimas horas.

Ya en democracia, fue un referente en la lucha por Verdad, Memoria y Justicia en relación con la salvaje dictadura cívico-militar que castigó al país entre 1976 y 1983. Nunca dejaba de mencionar a Rodolfo Walsh como “un héroe del pueblo”. Mucho más acá en el tiempo, estuvo comprometido con la causa de Santiago Maldonado.

También estuvo vinculado a la defensa de los pueblos originarios y fue una de las primeras voces en cuestionar la prominencia de Julio Argentino Roca en nuestra historiografía, al que señalaba como un genocida de indios durante la Campaña del Desierto. Las mismas batallas simbólicas emprendió contra apellidos como Falcón y Rauch.

Entre 1959 y 1962 fue titular del Sindicato de Prensa, y en la actualidad era secretario honorario del Sindicato de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (Sipreba). El gremio lo despidió sentidamente.

“’Ojalá logremos en paz lo que nos exige una vida racional: un mundo sin fronteras y la igualdad en libertad para todos, como lo señala nuestro Himno Nacional’, dijo hace unos años. “Ojalá suceda, maestro. Hasta siempre, querido Osvaldo Bayer!”, posteó la diputada provincial de Unidad Ciudadana Florencia Saintout.

El legislador nacional de La Cámpora Eduardo De Pedro fue otro de los que escribió un mensaje: “Se nos fue el gran Osvaldo Bayer. De esos tipos que nos formaron con sus libros y sus ideas. De esos tipos que a fuerza de convicciones y coherencia nos enseñaron a luchar por las causas más nobles”.

Desde la izquierda, la legisladora porteña Myriam Bregman recordó “decenas de anécdotas, con su enorme apoyo a las fábricas recuperadas en los momentos difíciles”.

“Con Osvaldo Bayer se fue uno de nuestros grandes intelectuales, un defensor de las grandes causas nacionales, de enorme valentía”, publicó el senador nacional Pino Solanas.