Los médicos nucleados en la Agremiación Médica Platense (AMP) y en la Concertación de Entidades Médicas Independientes Bonaerenses (CEMIBO) anunciaron que los días 26, 27 y 28 de diciembre suspenderán la atención por IOMA “ante la falta de actualización de los honorarios correspondientes al último cuatrimestre de este año y la falta de implementación del nuevo nomenclador”.

Tras la medida de fuerza, las representaciones de médicos platenses y del interior bonaerense declararon el estado de “alerta gremial y comunicación permanente” y decidieron cobrarles en modalidad particular a los afiliados de la obra social durante los días miércoles, jueves y viernes de la semana próxima.

La decisión de suspender la atención fue tras una reunión de la que participaron un centenar de representantes del sector de la salud, de sociedades científicas y asociaciones profesionales. “Este es el inicio de un plan de lucha frente al cual se espera una respuesta positiva por parte del Instituto de Obra Médico Asistencial”, señalaron desde la AMP.

“Tener que tomar una medida de fuerza significa el fracaso de la negociación, pero a esto hemos llegado por no tener las respuestas necesarias que reclamamos en cuanto a la recomposición arancelaria».

“Tener que tomar una medida de fuerza significa el fracaso de la negociación, pero a esto hemos llegado por no tener las respuestas necesarias que reclamamos en cuanto a la recomposición arancelaria del último cuatrimestre y, esencialmente, para la puesta en vigencia de un nomenclador que se ajuste a los tiempos que corren, porque el que tenemos data de 1958”, dijo Jorge Varallo, titular de la AMP.

La obra social más grande de la provincia estuvo en la mira en los últimos días por las denuncias en su contra por presuntos sobreprecios y coimas en la provisión de prótesis.

Durante este año ha tenido reiterados conflictos con trabajadores por deudas y demoras en los pagos de las prestaciones.