En rechazo a la política educativa del gobierno nacional, los docentes se concentraron en el Ministerio de Educación de la Nación, donde llevaron a cabo un acto y dieron una clase pública para pedir “mayor inversión educativa, la convocatoria a la Paritaria Nacional Docente, inversión en infraestructura y una nueva Ley de Financiamiento Educativo que garantice el derecho social a la educación”.

Fue en el marco del paro de veinticuatro horas que realizaron los maestros porteños contra el cierre de catorce escuelas comerciales nocturnas que decidió el jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta.

Frente al Ministerio que conduce Alejandro Finocchiaro, los docentes hicieron un acto donde hablaron los secretarios generales Sonia Alesso (Ctera) y Roberto Baradel (Suteba). “Si el año termina así, el año no comienza. Vamos a defender con los padres, con los pibes, con la comunidad educativa la educación pública en todo el país», remarcó Alesso. Y dijo que la gestión de Finocchiaro «es menemismo reforzado”. “No se discute con los sindicatos docentes», cuestionó.

Sonia Alesso (ctera): la gestión de Finocchiaro «es menemismo reforzado”. “No se discute con los sindicatos docentes».

«El ministro Finocchiaro aprieta con la billetera a los ministros de las provincias. A ellos les decimos que se nieguen a votar lo que va a ser un nuevo ajuste en Educación Superior», añadió la gremialista en relación con la política que lleva adelante el ministro para cerrar negociaciones.

Los gremios denunciaron el recorte del 40% de los fondos para educación del Presupuesto Educativo 2019 y subrayaron que, de no haber diálogo desde la cartera de Finocchiaro, “el año que viene, además del no inicio si siguen las cosas como están, tenemos que hacer una gran movilización para demostrar que este pueblo defiende la educación pública», dijo Baradel.

Por su parte, Eduardo López, titular del gremio que representa a los docentes porteños (UTE), apuntó a la medida de Larreta de cerrar escuelas nocturnas en la Capital Federal. A través de la Resolución Nº 4055-2018 publicada en el Boletín Oficial el viernes pasado por el Ministerio de Educación de la Ciudad, el gobierno porteño anunció el cierre progresivo de catorce escuelas comerciales y de cursos en nueve liceos y bachilleratos nocturnos de la jurisdicción.

“¿Quiénes van a los bachilleratos? ¿Vieron los que hacen malabares en las esquinas, que los reprimen, que no los dejan? Esos van a los bachilleratos, los que trabajan de día. Si le sacan la escuela, el destino de estos chicos ¿cuál es? Para nosotros tiene que ser el mejor, para Larreta tienen que ser las balas”, reclamó Eduardo López.

Desde UTE pidieron la eliminación de la medida. Señalaron en un comunicado que, de concretarse, “miles de estudiantes serían marginados del derecho a la educación y cientos de docentes perderían su trabajo. En el año 2019, no abrirían los primeros años de todas las instituciones mencionadas. Es como cortar un árbol desde la raíz”, alertaron.