Para reclamar justicia por las diez muertes en la Comisaría 3º de Esteban Echeverría, y denunciar la dramática situación de los detenidos alojados en sedes policiales de la provincia, tuvo lugar este sábado una nutrida movilización en Monte Grande, cabecera de ese distrito, a un mes de la ya denominada “masacre”.

Entre el medio millar de participantes, hubo referentes de organismo de derechos humanos, de la “Red de familiares contra la tortura y otras violencias estatales”, de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), de Unidad Ciudadana (UC) y de otros partidos políticos.

El 15 de noviembre, según relatos de los sobrevivientes, los detenidos iniciaron un incendio como modo de protesta por el estado de hacinamiento en que se encontraban. Afirmaron que los efectivos a cargo cortaron el paso de agua y los abandonaron a su suerte.

Desde la CPM señalaron que el lugar no contaba con las condiciones mínimas de seguridad, entre estas, matafuegos adecuados, sistema de prevención de incendios y plan de contingencia.

La décima víctima, Fernando Martín Argüello, de 33 años, fue confirmada el 12 de diciembre por la CPM, entidad que considera lo sucedido como “la peor masacre ocurrida en comisarías de todo el país”.

El diputado nacional de UC Horacio Pietragalla fue uno de los que acompañaron la caravana, y lo dejó plasmado en su Twitter.

La CPM recuerda que María Eugenia Vidal y su ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, ya ostentan en su haber diecisiete muertes de este tipo, si suman las siete de la Comisaría 1ª de Pergamino. “Cuando ocurrió la masacre de Pergamino, la CPM señaló que, de no haber cambios profundos en las políticas de seguridad y encierro, las masacres seguirían ocurriendo”, advirtieron.

“La respuesta del Estado provincial fue profundizar la política de encierro y hacinamiento en comisarías. Muchas de esas, como la 3ª de Esteban Echeverría, inhabilitadas para alojar personas”, completaron.

“La manifestación inició en la Plaza Mitre, frente al Palacio Municipal, y culminó en el Espacio de la Memoria ubicado en Boulevard Buenos Aires y Salta”, informó el medio local www.eldiariosur.com.

“Denunciar la responsabilidad del Estado y reclamar justicia por las diez personas que murieron asfixiadas y quemadas en una dependencia policial que estaba clausurada por orden judicial” era una de las consignas.

Según dicho portal, la referente de la CPM y de Madres de Plaza de Mayo, Nora Cortiñas, tomó la palabra en el acto final y sentenció: “El Estado es responsable. La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, debería haber renunciado porque todos los días tiene actitudes para incitar a que nos matemos entre nosotros”.