Esteban Echeverría: familiares de las diez víctimas marchan por justicia

Las familias de las diez víctimas de la masacre en la Comisaría 3º de Esteban Echeverría marchan en reclamo de justicia. Denuncian la responsabilidad del gobierno provincial, que desoyó las órdenes de clausura que había ordenado la Justicia.

357

Familiares y amigos de las diez personas víctimas de un incendio en la Comisaría 3ª de Esteban Echeverría marcharán hoy por las calles de Monte Grande hasta el Espacio de la Memoria de esa ciudad, al cumplirse un mes de la masacre. Denuncian la responsabilidad del Estado y reclaman justicia.

Estarán acompañados por unos quinientos integrantes de la «Red de familiares contra la tortura y otras violencias estatales» y por la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), que los patrocina. “No nos vamos a quedar con la versión policial. Nuestros hijos no merecían morir así”, remarcaron los familiares.

“No nos vamos a quedar con la versión policial. Nuestros hijos no merecían morir así”

El 15 de noviembre, según relatos de los sobrevivientes, los detenidos iniciaron un incendio a modo de protesta por el estado de hacinamiento en que se encontraban. Afirmaron que los policías cortaron el paso de agua y los abandonaron a su suerte. Desde la CPM señalaron que la comisaría no contaba con las condiciones mínimas de seguridad, entre estas, matafuegos adecuados, sistema de prevención de incendios y plan de contingencia.

La CPM denunció “la política de encierro y hacinamiento en comisarías” que mantiene la gestión de María Eugenia Vidal, al sostener que “el gobierno provincial sigue sin pronunciarse, incluso cuando la responsabilidad del Estado está clara: la comisaría tenía seis resoluciones judiciales de prohibición para alojar personas, todas incumplidas por el Ministerio de Seguridad”.

También remarcaron que la Comisaría 3ª estaba inhabilitada para alojar personas detenidas desde 2011. Tenía siete clausuras, seis por orden judicial y una por resolución del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, que no hizo caso a ninguna.

en las cárceles bonaerenses hay más de 47 mil presos hacinados y miles de denuncias por torturas y violaciones a los derechos humanos

En medio de esta situación, el gobierno de Vidal se dedicó a contratar a la fundación El Arte de Vivir, encabezada por el gurú Ravi Shankar, para enseñarle a los presos técnicas de respiración y relajación. Según publicó en el Boletín Oficial, el objetivo del convenio es el “mejoramiento integral de la calidad de vida tanto de las personas privadas de su libertad como así también del personal penitenciario”. Mientras tanto, en las cárceles bonaerenses hay más de 47 mil presos hacinados y miles de denuncias por torturas y violaciones a los derechos humanos.

La última víctima

La última víctima fue Fernando Argüello, de 33 años, detenido desde octubre por tenencia ilegal de estupefacientes para comercialización. Murió el martes último en el Hospital Eva Perón de Lanús luego de estar internado en estado crítico desde el 15 de noviembre, cuando fue el incendio.

Con su muerte son diez las víctimas, lo que convierte a este caso en la peor tragedia ocurrida en comisarías de todo el país. Y se suma a las siete muertes de detenidos de la Comisaría 1º de Pergamino.

Las víctimas de Esteban Echeverría son Jeremías Rodríguez, Elías Soto, Walter Barrios, Carlos Ariel Corvera, Jorge Ramírez, Miguel Ángel Sánchez, Juan Carlos Fernández, Juan Lavarda, Eduardo Ocampo y Fernando Argüello.