Las principales centrales obreras, junto a organizaciones sociales, se presentaron en la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) para entregar un documento con duras críticas contra el modelo económico de Mauricio Macri. Firmado por representaciones de la CGT, ambas CTA, la Unión Industrial Argentina y la CTEP, entre otras entidades, el escrito fue elevado a monseñor Oscar Ojeda, quien recibió el texto titulado “Una Patria fundada en la solidaridad y el trabajo”.

El documento, que consta de varios puntos con reclamos y propuestas consensuadas por los sectores participantes, fue entregado en un encuentro que se realizó en la sede de la CEA, ubicada en Suipacha 1034, de la ciudad de Buenos Aires. El encuentro fue logrado, en gran parte, gracias a la mediación de la Comisión de Pastoral Social, dirigida en la provincia por el obispo de Lomas de Zamora, Jorge Lugones, cuyas posiciones críticas al macrismo han sido conocidas de manera pública.

“Este documento quiere ser una contribución para concientizar sobre la grave situación social que hoy se vive en nuestro país”, explicaron desde la CEA, que recibió a los dirigentes durante el mediodía del jueves. La entidad representante de la Iglesia católica celebró la entrega del texto y expresó que la Pastoral Social continuará “fortaleciendo el diálogo con todos los sectores sociales”.

Conferencia Episcopal Argentina: “Este documento quiere ser una contribución para concientizar sobre la grave situación social que hoy se vive en nuestro país”.

“Dialogamos porque nos preocupa profundamente la grave situación que atraviesa un sector cada vez más numeroso de nuestro pueblo trabajador”, sostiene la proclama que cuenta con la adherencia de sectores como Barrios de Pie, la CCC, el Frente Sindical para el Modelo Nacional, entre otros.

“Uno de los puntos que nos resultan más relevantes del documento que acercaremos a la Iglesia es lo referido a la crisis alimentaria que vivimos hoy en nuestro país. Según nuestros indicadores, más del 46% de los niños y las niñas presentan algún tipo de malnutrición. Ante la situación crítica en la que nos encontramos, consideramos que hay que sancionar urgentemente la Ley de Emergencia Alimentaria”, dijo a Contexto el referente nacional de Barrios de Pie, Daniel Menéndez.

En esa misma línea se pronunció el referente de CTEP, Gildo Onorato, quien explicó a Contexto que “más que un documento opositor, se trata de un documento de supervivencia”. Onorato señaló: “Los sindicatos han planteado la pérdida de poder adquisitivo, los movimientos populares vemos la crisis alimentaria. Creemos que esto debe ser entregado a distintos sectores. Hoy lo entregamos a la Iglesia, que nos ayudó a eliminar prejuicios, también pensamos entregarlo a los distintos bloques de legisladores. Necesitamos unidad para sacar a la Argentina de esta crisis”.

El anuncio del encuentro de ayer entre sindicatos, organizaciones y la CEA tomó repercusión esta semana, ya que se divulgó apenas días después del cruce que la gobernadora María Eugenia Vidal mantuvo con la Iglesia, que criticó con dureza a la mandataria tras la aprobación de la regulación del juego online.