Por Pablo Pellegrino

El oficialismo había recibido bien la iniciativa de generar un marco regulatorio que protegiera a los tomadores de créditos hipotecarios indexados por inflación que presentó el senador provincial de Unidad Ciudadana, Federico Susbielles. La norma iba a ser tratada este jueves en el recinto, pero el oficialismo dio marcha atrás y, por pedido del Ejecutivo bonaerense, retrasó la salida de la norma.

Según fuentes legislativas, el gobierno de María Eugenia Vidal quiere que el proyecto se vuelva a discutir con la presencia del presidente del Banco Provincia, Juan Curuchet, en la misma comisión que días atrás había emitido dictamen favorable de manera unánime.

El proyecto establecía como ejes fundamentales un techo del 30% de afectación salarial de las cuotas que pagan mensualmente las familias, un seguro de cambio ante eventuales saltos devaluatorios como los de este año, y una disposición que establezca que las tasas de la banca pública provincial no puedan superar a las del Banco Nación, que son actualmente las más bajas del mercado de hipotecas.

Un día antes de la sesión, Susbielles había dicho a Contexto que la problemática de los deudores de esa línea de crédito era “una bomba de relojería financiera que va en aumento”.

Cabe destacar que en lo que va del año no sólo las cuotas mensuales se han tornado inaccesibles, sino que al mismo ritmo de la inflación aumentó el capital de la deuda, por lo que los tomadores de crédito pagan por una deuda mayor a la que contrajeron.

“Si bien vemos con buenos ojos que el funcionario ahora quiera venir al Senado para mejorar el proyecto, quiero recordar que Curuchet recibió varios pedidos de informes sobre este tema que no respondió, y nunca vino a esta casa a pesar de haberse comprometido”, dijo el senador a la salida de la sesión en la que no se votó la iniciativa, y añadió que “esta demora perjudica a las familias, que siguen sufriendo el aumento de las cuotas”.

“Cuando en el mes de marzo del próximo año se acerque para tratar este tema, los créditos van a haber sufrido un aumento importante por la inflación que se viene. No podemos perder más tiempo”, remarcó.

“El Ejecutivo compensó de forma millonaria a las empresas de peaje y de servicios públicos por la devaluación. Sería bueno que tengan la misma ejecutividad y sensibilidad para proteger a las familias que confiaron, se endeudaron con créditos UVA y hoy se están viendo perjudicadas”, concluyó el senador.

Perla Airez, integrante del Colectivo de Hipotecados UVA Autoconvocados de La Plata, dialogó con Contexto luego de la sesión y expresó su descontento sobre la resolución final. “La sensación inicial es de desazón, porque, si bien sabíamos que era un proyecto inicial que luego iba a pasar por Diputados, esperar a que lo ‘enriquezcan’ a través de un llamado del director del banco que pidió no tratarlo fue duro, porque agrega incertidumbre en meses donde nuestras cuotas y nuestra deuda siguen aumentando”, manifestó.

“A lo largo de este tiempo distintas familias se han acercado a los bancos donde tomaron sus créditos, han presentado cartas en distintas circunstancias y en ningún momento fueron escuchadas”, afirmó, y agregó: Queremos destacar que la Cámara fue muy abierta al escucharnos y entendemos que esta sesión no hubiera sido posible si no hubiera acompañado todo el arco político, pero claramente si llegamos a esta instancia es porque el banco no escuchó antes”.

Días atrás, Perla había contado a este medio que por su crédito había comenzado a pagar una cuota mensual de 16.000 pesos y nueve meses después el monto supera los 22.000, y sólo en el mes de diciembre la cuota le llegó con un aumento de dos mil pesos. 

“Estamos más que alertas para seguir trabajando y aportando lo que haya que aportar para que haya un mecanismo que contemple nuestras necesidades”, concluyó Airez.