En rechazo a la política económica de Cambiemos, gremios nucleados en la CGT y la CTA Provincia de Buenos Aires llevarán a cabo esta tarde una movilización a lo largo de la Ruta 5. Habrá protestas en puntos neurálgicos de doce localidades bonaerenses a lo largo de quinientos kilómetros de recorrido desde General Rodríguez hasta la provincia de La Pampa, para enfrentar la “pérdida de puestos de trabajo fruto de políticas de gobierno que ponen en riesgo a todos los trabajadores, sean del sector público o privado”, sostuvieron.

Los gremios que encabezan la marcha integran la mesa sindical corredor Ruta 5, un espacio compuesto por las dos centrales para unificar los reclamos. ”Buscamos construir la unidad entre los trabajadores para hacer más fuerza frente al poder de los gobiernos de Macri y Vidal y para dar una señal al resto del gremialismo en búsqueda de la unidad de cara a las elecciones”, dijo a Contexto Juan Muñoz, secretario de Organización de la CTA que preside Roberto Baradel.

Los despidos, la pérdida de poder adquisitivo, la caída de la actividad industrial y las reformas previsional y laboral son los ejes que motivan una protesta de la que participará una amplia variedad de trabajadores. Entre estos, metalúrgicos, docentes, curtidores, de la industria lechera, de la energía, bancarios, camioneros, estatales, molineros, del calzado, de la televisión, de ANSES, profesionales de la salud, jerárquicos de comercio, estatales, de la sanidad, judiciales y del plástico.

“En virtud de la creciente inestabilidad económica en la cual la región se encuentra sumergida y presagiando más despidos, las distintas agrupaciones gremiales, correspondientes al corredor de la Ruta 5, nos unimos para fortalecer aún más el movimiento obrero”, señalaron en el comunicado.

“Esto no va más” es la consigna de la movilización. Más allá de que la crisis laboral y social es compartida entre las localidades de la provincia, uno de los puntos más calientes es Chivilcoy, donde Paquetá, la empresa brasileña que sostiene la mayor cantidad de trabajo privado en esa ciudad, anunció que cerrará sus puertas y dejará a seiscientos trabajadores sin empleo.

La situación laboral en el país y en la provincia es sensible. Según el INDEC, en octubre las industrias usaron sólo el 64,8% de su maquinaria, la peor marca desde 2002. En tanto, la pérdida de poder adquisitivo de asalariados y jubilados será este año de alrededor del 15%, dependiendo del sector, con una inflación que trepará hasta el 45%, la más alta desde 1991.

Las localidades donde se llevará a cabo la protesta son Luján, Mercedes, Suipacha, Chivilcoy, Alberti, Bragado, 9 de Julio, Carlos Casares, Pehuajó, Trenque Lauquen, Pellegrini, Catriló y Santa Rosa.

Otro punto de la protesta será el reclamo de los docentes. En la última reunión paritaria, la gobernadora Vidal ofreció un 32% para todo 2018, que fue rechazado porque, para los gremios, implica una “significativa pérdida de poder adquisitivo” de cerca del 15%.

Los maestros ya anunciaron que el próximo ciclo lectivo comenzará con paros. “Exigimos el fin de los programas de ajuste, hambre y exclusión”, tuiteó Roberto Baradel, titular de Suteba, en referencia a la convocatoria de hoy en la que participará.