Por Pablo Pellegrino

“Nosotros somos una familia de asalariados que arrancamos pagando 16.000 pesos aproximadamente y actualmente estamos encima de los 22.000, con un crédito que no llega al año porque lo sacamos en marzo de 2018”, contó a Contexto Perla Airez, usuaria del Banco Provincia e integrante del colectivo de Hipotecados UVA Autoconvocados de La Plata, que junto con organizaciones similares que surgieron este año a lo largo del país reclaman al gobierno una respuesta ante el incremento de las cuotas que deben pagar por los créditos que pidieron para acceder a la casa propia.

La situación de las hipotecadas indexadas por inflación que anunció el gobierno en 2016 y que crecieron exponencialmente hasta 2017 llegó a una situación casi límite en la que muchas familias temen no llegar a pagar el préstamo que adquirieron.

«somos una familia de asalariados que arrancamos pagando 16.000 pesos aproximadamente y actualmente estamos encima de los 22.000»

Con la crisis cambiaria que se inició entre abril y marzo de este año y cuyas consecuencias aún se sienten fuerte con índices inflacionarios récord, no sólo las cuotas se tornaron impagables, sino que se duplicó el capital de la deuda, es decir, las familias deben casi un 40% más que el año pasado.

Los usuarios que integran el colectivo de deudores que tomaron el crédito en el Banco Nación emitieron un comunicado este martes en el que detallaron que en diciembre llegó la cuota con el mayor salto del año, que se corresponde con el dato inflacionario de octubre.

“Todos los que vivimos en la Argentina vivimos el aumento de precios durante el mes de octubre, en noviembre es cuando el INDEC publica el dato y a nosotros recién en diciembre nos impacta en la cuota”, explicó a este medio Federico Wahlberg, economista y docente de la UBA, e integrante del colectivo.

“Lo que nosotros buscamos es modificar el mecanismo por el cual se ajusta el UVA: lo fundamental es que las cuotas deberían aumentar de acuerdo con nuestros salarios”, afirmó, y recordó que el último dato disponible del INDEC indica que el índice de variación salarial registró este año un incremento de 17%, “muy por debajo del 42% de aumento que tuvo la cuota de los UVA”.

“El gobierno hizo un anuncio sobre temáticas de vivienda y el presidente mencionó que iban a aplicar un tope al aumento de las cuotas que, finalmente, no sucedió. Fue sólo un anuncio y no hubo alguna medida concreta”, manifestó Wahlberg, y añadió: “Nosotros planteamos que el gobierno cuando promocionó esto se volvió responsable de la situación de los deudores, porque nos alentó a que entremos, porque anunció que la inflación iba a ser del 10% y terminó en 50%; entonces, es el gobierno el que tiene que tomar algún tipo de medida para solucionar el problema”.

En La Plata

En la ciudad de La Plata, una de las regiones donde más instrumentos de estos se emitieron, las familias comenzaron a agruparse este año para buscar canales institucionales que puedan canalizar su reclamo.

“Nos empezamos a reunir con esta disparada inflacionaria donde cada vez más nuestros sueldos se ven restringidos a garantizar el pago de la cuota, es muy alto porcentaje de nuestro sueldo garantizar esa posibilidad viendo cómo diariamente el capital de nuestra deuda aumenta”, relató a este medio Perla Airez, que además adelantó que los integrantes del colectivo de la ciudad se reunirán este miércoles con el senador Federico Susbielles, autor de un proyecto que busca resguardar a los tenedores de UVA frente a la inflación y el jueves irán al recinto donde, esperan, se apruebe la norma.

Según explicó Airez, la norma está destinada a quienes hayan accedido a través del Bapro y, de aprobarse, “será un precedente muy importante para todos los usuarios del país”.

Federico Wahlberg (economista y docente de la UBA): “Lo que nosotros buscamos es modificar el mecanismo por el cual se ajusta el UVA: lo fundamental es que las cuotas deberían aumentar de acuerdo con nuestros salarios”.

“Hay miles de familias que van a los bancos a tratar de hablar con el gerente o con alguien a quien le puedan transmitir esta urgencia que estamos viviendo y la respuesta es que los únicos mecanismos que tienen es intentar alargar el plazo del crédito”, explicó, y concluyó: “En el último mes me llegó un aumento de 2.000 pesos en la cuota, sin embargo, entendemos que hay casos mucho más extremos de familias que han hecho mucho esfuerzo por tener su casita y en las últimas lluvias de la ciudad de La Plata se les inundó, por ejemplo”.

El proyecto Susbielles, de Unidad Ciudadana, obtuvo dictamen favorable unánime en comisión y podría ser aprobado el jueves. La norma contempla bajar el porcentaje del salario afectado al pago de las cuotas (del 40% al 30%), un seguro de cambio para proteger a los usuarios de los saltos devaluatorios y una disposición para que las tasas del Banco Provincia no superen las ofrecidas por el Nación, que actualmente son las más bajas del mercado.