Por Pablo Pellegrino

El juez federal Claudio Bonadio decidió llamar a indagatoria a varios empresarios viales y exfuncionarios del gobierno anterior en el marco de un desprendimiento de la causa que se inició con las anotaciones del chofer Centeno, a raíz de la declaración como arrepentido del extitular del Órgano de Control de las Concesiones Viales, Claudio Uberti.

Lo más llamativo de la decisión que adoptó el polémico magistrado es el pedido para que el padre y el hermano del presidente Mauricio Macri, Franco y Gianfranco, se presenten el próximo jueves a prestar declaración indagatoria por el supuesto pago de coimas a funcionarios del gobierno anterior para mantener las concesiones de Autopistas del Sol, en el caso de la familia Macri.

La disposición alcanza a otros empresarios viales, como el propietario de Corporación América, Eduardo Eurnekian, que deberá presentarse la semana que viene; Gerardo Ferreyra, de Electroingeniería, actualmente detenido por negar los cargos que se le imputan en el marco de la causa de las fotocopias de Centeno, entre otros.

Además, deberán presentarse el propio Claudio Uberti, extitular de la OCCOVVI; el exministro de Planificación Federal, Julio de Vido; el exsecretario de Obras Públicas, José López; y el exministro de Transporte, Ricardo Jaime.

No es la primera vez que la familia Macri se encuentra en el ojo de la tormenta por la empresa Autopistas del Sol S.A. desde que Mauricio ganó la presidencia.

Actualmente hay una causa judicial por la venta de la empresa en 2017 realizada por la exdiputada Margarita Stolbizer en la que se investigan posibles maniobras para “inflar” el precio de venta de la compañía a través de la tarifa de peajes. El año pasado, la familia del presidente decidió vender la última porción del paquete accionario que poseía a través de Sideco y se vio beneficiada por los sucesivos aumentos en la tarifa de peajes entre 2016 y 2017, que fueron del orden del 50% en el primer caso y del 100% en el segundo.

Finalmente, la venta de la porción que los Macri poseían en Autopistas del Sol S.A. se concretó por unos 20 millones de pesos y fue adquirida por Natal Inversiones S.A. Desde el 10 de diciembre de 2015 hasta esa operación, el valor de las acciones de la compañía se había disparado en casi un 400% por el fuerte incremento de la tarifa de peaje.

También en estos tres años de gobierno se cuestionó la habilitación que dispuso a través de un decreto el propio Mauricio Macri, que permitió que los familiares de funcionarios ingresaran a la amnistía fiscal del año pasado. El blanqueo de capitales que el Congreso votó en su oportunidad restringía esa posibilidad, y el diputado Felipe Solá denunció penalmente al presidente luego de que trascendió que Gianfranco, el hermano de Macri, había blanqueado unos 63 millones de pesos.

Además de los escándalos surgidos a partir de la masiva filtración de documentos que daban cuenta de la participación en sociedades radicadas en paraísos fiscales, denominados Panamá Papers y Paradise Papers, los Macri enfrentaron otro conflicto que aún no fue resuelto: el intento de condonar una deuda valuada en 70.000 millones de pesos que mantienen con el Correo Argentino.