Más documentos sobre millonarios contratos de Vidal para vuelos privados

Este diario accedió a facturas emitidas por la firma Beech Flying S.A. y autorizadas por el director de Aeronavegación Oficial y Planificación Aeroportuaria del Ministerio de Seguridad, Marcelo Perich. Son cinco vuelos que representan 1.595.000 pesos entre junio y octubre de este año.

1484

Como ya adelantó Contexto en artículos anteriores, la Dirección Provincial de Aeronavegación y Planificación Aeroportuaria (DPAOyPA) sufre un desguace constante desde la asunción de María Eugenia Vidal, la cual prefiere utilizar vuelos privados para sus traslados en lugar de la flota de helicópteros y aviones que posee la provincia.

El viernes, este medio publicó los millonarios contratos que mantiene con empresas privadas el Ministerio de Seguridad que conduce Cristian Ritondo. Según la licitación N° 3/2018 de octubre pasado, la Administración bonaerense gastará unos 73.554.000 en servicios de transporte aéreo por un lapso de 305 días, equivalente a casi 250.000 pesos diarios.

Beech Flying S.A., propiedad de Leonardo Spokojny, es la más beneficiada, con 51 millones y medio de pesos. El empresario es hermano de un exsecretario privado de Mauricio Macri que durante el comienzo de su gestión instruía al presidente en su nuevo hobby de pilotear helicópteros de la flota oficial.

En 2014, el diario Clarín publicó un artículo en el que detallaba que, “a pesar del plan de austeridad que impulsa en la Ciudad”, el entonces Jefe de Gobierno Porteño había autorizado el pago de más de 5 millones de pesos en vuelos en helicóptero para viajes “protocolares e institucionales”. La empresa que se hizo con los 5.262.000 pesos fue justamente Beech Flying S.A.

El mismo artículo de Clarín sostiene que “lo llamativo de la resolución es que […] Macri en sus siete años de mandato casi nunca se movilizó en ese medio de transporte”. “Nunca tampoco había ostentado una agenda tan intensa como las de los últimos meses, con visitas al Conurbano y a las provincias por su campaña presidencial”, dice la nota.

Este medio tuvo acceso a cinco facturas emitidas por la empresa de Spokojny y autorizadas por el director de Aeronavegación Oficial y Planificación Aeroportuaria del Ministerio de Seguridad, Marcelo Perich, que dan cuenta de la inactividad de la flota provincial, por un lado, y del millonario gasto detrás de los traslados de la gobernadora.

En los documentos a los que accedió Contexto, Perich se dirige al subsecretario de Legal, Técnica y Administrativa del Ministerio de Seguridad, Ignacio Greco, para que gestione los pagos de las facturas pertenecientes a esa empresa “en referencia a la contratación de vuelos de tipo ejecutivo para el traslado de la Sra. Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires”.

El funcionario aclara también que los vuelos fueron solicitados “teniendo en cuenta que las aeronaves propias de esta Dirección Provincial se encuentran en período de mantenimiento anual, que por vencimiento de calendario e inspecciones de rigor técnico se encuentran fuera de servicio y hasta el momento no contando con los repuestos necesarios para la puesta en servicio de las aeronaves”.

Las dos primeras facturas tienen un mismo lugar de despegue y destino, Aeroparque-Mar del Plata, y se producen, según el detalle, los días 22 y 27 de junio. El primero de ellos transportó a tres personas y costó 207.700 pesos, mientras que en el segundo viajaron seis personas con un costo de 212.400 pesos.

Un mes después, el 19 de julio, el Learjet 60 matrícula LV-FUF volvió a volar desde Aeroparque hasta Mar del Plata con siete personas por el que Provincia pagó 154.890 pesos.

En agosto, Beech Flying S.A. fue contratada por Gobernación para dos viajes. El primero fue el 10 de ese mes y siguió la ruta Aeroparque-Morón-Viedma-Bahía Blanca-Aeroparque por 264.971,52 pesos, mientras que el día 20 se abonaron 166.090 pesos por el vuelo que fue de Aeroparque a Miramar, de allí a Morón y luego volvió a Aeroparque.

Una ruta similar siguió el vuelo del 19 de septiembre: Aeroparque-Morón-Bahía Blanca-Coronel Suárez-Aeroparque, que implicó un gasto de 302.116 pesos. Al día siguiente, otro Learjet 60 matrícula LV-CCO voló desde Aeroparque a Bahía Blanca por unos 287.000 pesos.