Por Javier Biasotti

La Facultad de Arquitectura y Urbanismo (FAU) de la Universidad Nacional de La Plata, convoca a la muestra Premios y obras, una exposición de proyectos y obras ganadoras de concursos realizados por egresados/as y docentes de esa unidad académica. La inauguración será el martes 11 de diciembre a las 20 y permanecerá abierta –con entrada libre y gratuita– hasta el viernes 14 en el Centro de Arte UNLP del Edificio Sergio Karakachoff, sito en la calle 48 e/ 6 y 7 de La Plata.

Durante los cuatro días podrán observarse videos, fotografías y maquetas de trabajos creados por equipos surgidos de la FAU, entre ellos, obras destacadas como el Centro Cultural Kirchner (CCK), el Paseo del Bajo y la Villa Olímpica, y presentaciones de una docena de trabajos que obtuvieron primeros premios en concursos de arquitectura y Proyectos Finales de Carrera, realizados por parte de los nuevos egresados.

Premios y obras pone de manifiesto el aporte de la FAU en el desarrollo de la arquitectura mediante concursos nacionales e internacionales, los que permiten reconocer la producción de graduados/as y docentes de la Facultad como protagonistas de distinciones en desarrollos trascendentes y de vinculación permanente con la enseñanza de la arquitectura y su ejercicio profesional. La muestra sintetiza los aportes de profesionales en temáticas referidas a la vivienda de interés público, el equipamiento público y la infraestructura urbana, y el espacio público.

“Hace tiempo que colegas de otras universidades destacan la cantidad de premios que los egresados de nuestra Facultad –la mayoría docentes– obtienen en concursos de arquitectura, al igual que los estudiantes en competencias de grado, como la última edición del Premio ARQ – Clarín/Sociedad Central de Arquitectos, en la que participan todas las Facultades públicas y privadas del país, y en la que seis de los siete premios fueron para La Plata”, explica Fernando Gandolfi, decano de la FAU platense.

Exhibir públicamente los trabajos “es un reconocimiento de la Facultad hacia nuestros egresados, y también es una oportunidad para dar cuenta a la sociedad de cómo se articula la enseñanza en la Universidad pública con la construcción efectiva de obras, generalmente en el ámbito público y, de un modo u otro, con alcance social”, reflexiona el docente.

Durante la muestra también se exhibirá un video en el que fueron compiladas entrevistas a autores y usuarios de las tres principales obras –el CCK, el Paseo del Bajo y la Villa Olímpica–, en el que se destaca el testimonio de Lalo Mir, que por la señal del canal Encuentro conduce el programa Encuentro en la Cúpula, que se graba en el icónico escenario del CCK que puede verse iluminado de azul en las noches porteñas.

Ser premiado en concursos nacionales e internacionales de arquitectura generalmente significa la posibilidad de ser parte del desarrollo y la materialización de la obra.

La Jaula, la Ballena, el Chandelier y las lucarnas. Foto: F. Gandolfi

En el caso de la obra del CCK, se llamó a un concurso internacional de anteproyectos para transformar el edificio de la antigua sede del Correo Central, el Palacio de Correos y Telecomunicaciones en el Centro Cultural del Bicentenario (CCB), hoy Centro Cultural Kirchner. Se trata del más importante en tamaño de América Latina y el tercero a nivel mundial, sólo equiparable a centros culturales del mundo como el Pompidou de París, el Foro Internacional de Tokio y el Lincoln Center de Nueva York.

El concurso fue ganado por un equipo integrado por Daniel Becker –actual docente de la FAU/UNLP–, Claudio Ferrari y los platenses Enrique Bares, Nicolás Bares, Federico Bares y Florencia Schnack, estos últimos egresados de la FAU/UNLP. Excepto Federico (que vive en Puerto Rico), todos son docentes de la FAU.

En el concurso se presentaron más de 340 estudios de arquitectura de más de veinte países, entre los cuales se contaba el de Leoh Ming Pei, que proyectó “la pirámide” de acceso al Museo del Louvre en París y la Galería Nacional de Arte de Washington. El resto de los premios y menciones fueron obtenidos por algunos de los principales estudios de Buenos Aires.

El proyecto de intervención propuso por un lado la restauración del edificio histórico en su área ceremonial, sobre la calle Sarmiento, y la refuncionalización del área industrial, sobre la avenida Corrientes, incorporando nuevos elementos arquitectónicos: la gran sala de conciertos conocida como “La ballena azul” –para alrededor de 2.000 espectadores y nueva sede de la Orquesta Sinfónica Nacional–, el Chandelier o “Gran lámpara”, una sala de exposiciones totalmente vidriada y suspendida de la estructura de cubierta, y la cúpula vidriada, cuya estructura preexistente fue adaptada para la realización de espectáculos informales.

Particularidades de la FAU platense

La FAU recibe anualmente un significativo número de estudiantes provenientes de distintos puntos del país y de la región, con formaciones y orientaciones disímiles.

A pesar de sus diferentes visiones y expectativas respecto de “la arquitectura” y de “ser arquitecta o arquitecto”, mayoritariamente comparten la idea de aprender a proyectar desarrollando su creatividad y adquiriendo conocimientos y capacidades.

“La FAU se propone como objetivo brindar una formación que posibilite a sus futuros egresados y egresadas interpretar las necesidades, demandas y carencias de la sociedad de la cual forma parte, haciendo de los conocimientos y saberes producidos y adquiridos un bien social, base de la consolidación de una sociedad democrática”, concluye el decano Gandolfi.