Envión es un programa provincial, con ejecución municipal, que en La Plata cuenta con nueve sedes, alcanzando a alrededor de mil jóvenes en situación de vulnerabilidad social que encuentran en los equipos interdisciplinarios un espacio de contención y acompañamiento. Los trabajadores de estos equipos son monotributistas, con contratos de locación de obra que no perciben sus salarios ante la negativa de la gestión de Julio Garro de pagar en tiempo y forma los haberes, que son transferidos desde el Estado bonaerense.

“El Municipio de La Plata nunca pagó de forma regular los salarios, desde que entramos a trabajar en 2016, más allá de que Provincia deposita regularmente el dinero. La última vez que cobramos fue en agosto de este año. Provincia nos dio un aumento miserable en junio, de 700 pesos, y todavía no hemos podido acceder al mismo”, dijeron a Contexto trabajadores de este programa.

“El Municipio de La Plata nunca pagó de forma regular los salarios, desde que entramos a trabajar en 2016, más allá de que Provincia deposita regularmente el dinero”

Al ir a buscar respuestas al Municipio, lo que les informaron las autoridades es que, si bien hay un cheque hace diez días, Garro no lo firma. “Nos dicen que la tardanza es propia del modo de contratación”, sostuvo una afectada. “Nos reunimos con Raúl Cadaá, secretario de Desarrollo Social, y la respuesta es que es imposible modificar la relación laboral y es imposible modificar los plazos”, detalló.

“Sabemos perfectamente que el monotributo es la forma ahora de contratación del Estado y hay otros trabajadores en esta misma posición que cobran en tiempo y forma”, consideraron los empleados.

“La respuesta es que no se puede modificar la situación estructural del Programa. Lo que ellos aspiran es que los equipos técnicos se cansen, se vayan”

Los equipos interdisciplinarios están compuestos por psicólogos, trabajadores sociales, educadores y técnicos que se encargan de la promoción de derechos en jóvenes de doce a veintiún años, identificando sus problemas, acompañando sus proyectos y brindándoles diversos talleres. “Es el único programa que tiene para jóvenes el Municipio y uno de los pocos que tiene Provincia”, remarcaron los trabajadores, quien destacaron que a pesar del contexto de crisis “en La Plata, por disposición provincial, no pueden entrar más de 150 pibes por sede. Lo cual limita demasiado nuestro trabajo”.

Sin respuestas concretas, los trabajadores del programa Envión no descartan llevar adelante una medida de fuerza. “Hemos agotado todas las instancias de diálogo”, detallaron. “La respuesta es que no se puede modificar la situación estructural del programa. Lo que ellos aspiran es que los equipos técnicos se cansen, se vayan; total, en situación de crisis siempre hay un trabajador desocupado para ingresar al programa”, concluyeron.