El Consejo Social de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) presenta hoy un informe desde las 11 hs en el Edificio Karakachoff, elaborado en conjunto con organizaciones sociales de la región, donde se darán detalles sobre la delicada situación que atraviesan centros de alimentación de los barrios más castigados por la crisis social que provocaron las políticas económicas de los gobiernos de Cambiemos.

El relevamiento fue hecho por diez organizaciones sociales en 116 Sitios de Distribución de Alimentos (SDA) distribuidos en el Gran La Plata, como comedores, merenderos, copas de leche, y también en aquellos lugares de primera necesidad que trabajan en articulación con proyectos de extensión de las Facultades. Entre los barrios donde se hizo el rastreo se encuentran Los Hornos, Villa Elvira, Altos de San Lorenzo y Melchor Romero.

“El informe es un diagnóstico en común sobre el estado de situación de la trama social más vulnerable de la ciudad, y lo que aparece es una preocupación constante sobre la necesidad de alimentos y el crecimiento de los centros de distribución, algo que hacía tiempo no se veía”, explicó a Contexto Agustín Martinuzzi, integrante del Consejo Social y secretario de Extensión de la Facultad de Periodismo de la UNLP.

“El informe es un diagnóstico en común sobre el estado de situación de la trama social más vulnerable de la ciudad, y lo que aparece es una preocupación constante sobre la necesidad de alimentos”, Agustín Martinuzzi.

“La situación es cada vez más caótica para acceder a los alimentos –prosiguió Martinuzzi–. Los sistemas tradicionales de provisión de alimentos están fallando”, y añadió que tanto la implementación del Servicio Alimentario Escolar (SAE) como el banco de alimentos que prevé el municipio “no garantizan la cantidad ni la calidad de alimentos necesaria”.

En este sentido, gremios docentes y estatales cuestionan la “municipalización” de la política educativa del gobierno provincial de María Eugenia Vidal, en particular por el servicio de los comedores y de la infraestructura escolar.

La presentación pública de hoy será la primera y luego de que el Consejo Social de la casa de estudios platense lo haga en el Centro de Referencia del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, el Ministerio de Desarrollo Social y de Ciencia, Tecnología e Innovación de la provincia, y la Secretaría de Desarrollo Social del municipio.

El creciente deterioro en la calidad de vida de los sectores más castigados por el proceso inflacionario y los tarifazos en los servicios públicos y el transporte enciende alertas por el incremento de la desocupación, que alcanza el 9,6% en todo el país, el más alto en los últimos doce años. La tasa de desocupación asciende al 11,4% en todo el Gran Buenos Aires y 12,4% en el Conurbano bonaerense, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC).

El creciente deterioro en la calidad de vida de los sectores más castigados por el proceso inflacionario y los tarifazos en los servicios públicos y el transporte enciende alertas por el incremento de la desocupación, que alcanza el 9,6% en todo el país, el más alto en los últimos doce años.

En este marco, según un informe de Unicef que realizó una evaluación multidimensional de la pobreza, el 48% de los niños, niñas y adolescentes (NNyA) del país son pobres. El organismo de Naciones Unidas no toma en cuenta la pobreza monetaria (el ingreso de las familias), sino las condiciones estructurales de vida, entre estas, carencias educativas, de protección social, de vivienda adecuada, saneamiento básico, acceso al agua segura y hábitat seguro.

Unicef tomó como base los datos oficiales de la Encuesta Permanente de Hogares y señaló que, del total de la población, el 38% se encuentra dentro de la pobreza estructural.