Por la inflación y la crisis, cierra un colegio en La Plata y sesenta docentes y auxiliares se quedarían en la calle

285

La inflación y la crisis económica –sumado cierto conflicto interno– fueron los detonantes del cierre del Jardín de Maternal y de Infantes “Pasito a Paso” y la Escuela Primaria “Paso del Libertador”, lo que trae aparejado el drama para unos 150 alumnos y sesenta trabajadores –entre docentes y estatales– que quedarían en la calle. El objetivo de los educadores sería continuar con una cooperativa.

Desde SADOP ya están en contacto con los maestros que perderían sus puestos. Desde ese sindicato, María Eugenia Vosilaitis dijo a Contexto que por ahora “la comunicación era de palabra”, aunque recordó que se venían registrando “despidos por goteo” por el cierre de cursos. La dirigente relacionó las dificultades con el “clima de crisis que se vive en el país”.

Para que le cierren los números, el dueño y representante legal Darío Ardizzi tenía planeado para el año que viene un aumento de matrícula del 90% y llevar la cuota mensual de 8 mil a 12 mil pesos, lo que iba a ser privativo para muchas familias.

Por otros motivos de disputa con la comunidad educativa, el número de inscritos para el año que viene también iba a bajar de manera considerable, de 150 a 300. Al ser un colegio laico, privado y sin subvención estatal, había diferencias sobre quién debía autorizar esos incrementos.

El problema radica en que los emprendimientos de este tipo no son alcanzados por las bandas arancelarias que sí deben cumplir los que reciben aportes de la provincia. El control, en este caso, corre por cuenta del Ministerio de Economía y queda libre al juego de la oferta y la demanda.

El cese de actividades tendría lugar el 19 de diciembre junto al fin del ciclo lectivo. La preocupación del personal pasa por la posibilidad de que no cobren el aguinaldo ni los haberes de diciembre. “Nosotros ya pagamos el diferencial para que lo abonen”, comentó una madre.

Una vez confirmado fehacientemente el cese de actividades, se iniciará lo que se conoce como “trámite de cierre”, mediante el cual se ponen bajo resguardo de la jefatura todas las trayectorias administrativas de profesores y estudiantes. La noticia agrava además la falta de cupos en la capital bonaerense.