Los gremios que integran el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) rechazaron la oferta que acercó el gobierno de María Eugenia Vidal en la vigésima reunión de mesa técnica salarial que se realizó ayer por la tarde en el Ministerio de Economía.

La propuesta del Ejecutivo consistió en un incremento del 2% a cobrar en diciembre de 2018 de acuerdo con el salario de diciembre de 2017, más una suma fija de 7.000 pesos para activos y de 3.500 para jubilados, lo que lleva el aumento total del año a un 32%. Fue similar al que aceptaron el martes los gremios estatales UPCN y Fegepba y que fue rechazado de plano por ATE por “ser absolutamente insuficiente”.

Luego del encuentro, el Frente resolvió realizar un paro el lunes 3 de diciembre -será el número 27 del año- y pusieron en duda el inicio de clases en el ciclo lectivo 2019, debido a que la decisión de la gobernadora de otorgar lo ofrecido por decreto dictaminó el cierre de las conversaciones con los trabajadores en este año.

Desde el FUDB señalaron que el aumento implica “una pérdida de poder adquisitivo” frente a una inflación acumulada del 39,5% y que a fin de año superaría el 45%. “Hoy nos ofrecieron un 2%, lo que significa un aumento de 108 pesos al salario básico. Un 15% por debajo de la inflación. Gobernadora Vidal, no le mienta más a la sociedad”, dijo Roberto Baradel, secretario general de Suteba, en relación con las declaraciones de la mandataria, que aseguró que los docentes no perderían frente a la inflación.

Los gremios dejaron abierta la posibilidad de llevar a cabo una medida de fuerza antes de fin de año y no empezar las clases en el próximo ciclo lectivo. Por su parte, Vidal, tras la paritaria, anunció desde Gobernación que no va a cerrar la paritaria por decreto, luego del fracaso de su gestión a la hora de llevar una propuesta satisfactoria a los gremios a lo largo de este año.

Vidal defendió el bono de 7.000 pesos a cobrar en diciembre, medida que para los docentes es un “paliativo” que no resuelve la cuestión de fondo: la recomposición de los salarios.

“Esto es una afrenta, una vergüenza. Una rebaja salarial. Otra vez ofrecen una suma en negro”, cuestionó Miguel Díaz, titular de Udocba. Y exigió que Vidal “acate” los fallos judiciales que le ordenan que los aumentos sean de acuerdo con el avance de la inflación.

Baradel a su vez cargó contra el gobierno por los descuentos que ha hecho a los docentes que han adherido a las huelgas. “Este gobierno es autoritario y está persiguiendo a los docentes que ejercen su legítimo derecho a huelga. Vamos a denunciar al gobierno en la Organización Internacional del Trabajo y además en la Corte Interamericana de Derechos Humanos”, lanzó el gremialista. Y agregó: “No recordamos a un gobierno que haya atacado tanto a los docentes en democracia”.

Los gremios también pidieron “escuelas seguras” en la provincia, en referencia al reclamo por mejoras edilicias que vienen sosteniendo este año y con mayor énfasis luego de la muerte por una explosión de Sandra Calamano y Rubén Rodríguez, trabajadores de la Escuela Nº 49 de Moreno.