El senador nacional Guillermo Snopek (PJ) solicitó el juicio político para la radical Clara Langhe de Falcone, presidenta del Superior Tribunal de Justicia de Jujuy (STJ), por “no haber conservado la aptitud y buena conducta exigida por la Carta Magna provincial, la cual expresamente prevé la procedencia del juicio político contra los magistrados”. La norma del artículo 203 indica “que los Jueces del STJ pueden ser removidos por delitos, por incumplimiento de los deberes a su cargo o por incapacidad para el desempeño de sus funciones”, agrega el legislador.

Este es el segundo pedido de juicio político que tiene Langhe de Falcone, también conocida como “Titina”. La magistrada, que fue diputada provincial por la UCR, mantiene fuertes vínculos con la política provincial, siendo una pieza clave de la Justicia para el gobernador Gerardo Morales y una de las artífices de la detención de Milagro Sala.

Cabe recordar que, apenas asumió como gobernador, Morales logró la ampliación del STJ de cinco a nueve magistrados. Titina, que conformaba ya desde 2010 el máximo tribunal jujeño, lo comenzó a presidir y designó a Gastón Mercau, su exyerno, en las causas de Sala, a quien rápidamente detuvo por “fraude, extorsión y asociación ilícita”.

En 2017, Sala y el diputado del Frente Unidos y Organizados Juan Manuel Esquivel pidieron a la Legislatura el juicio político de la magistrada por faltar a los deberes de su cargo. En la presentación detallaron cómo Titina intercambió mails con Federico Wagner, abogado de Morales, para coordinar la presentación de testigos en las causas de Sala, ante la llegada de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Sin embargo, esta denuncia fue desestimada.

Ahora, en la presentación de Snopek se precisan delitos por los que está siendo investigada la magistrada, entre los que se destacan la sustracción de menores. También detalla los siguientes: supresión y suposición del estado civil y de la identidad, falsedad ideológica de instrumento público, abuso de autoridad y tráfico de influencias.

Según reveló una investigación de Página/12, el único varón de Titina habría sido apropiado ilegalmente. “Esteban Fernando Falcone, DNI 24.217.035, nació en el sanatorio San Pedro, de San Pedro de Jujuy, el 25 de octubre de 1975, en un parto atendido por el médico Otto Carlos Stenberg […] La partida de nacimiento consigna que sus padres son Hugo Rodolfo Falcone y Clara Aurora De Langhe. Cuando ella se refiere a Esteban como ‘el hijo de mi corazón’ buena parte de los 70.000 sampedreños saben a qué se refiere: el chico es hijo natural de G.G., quien entonces era una adolescente. Le dijeron que el bebé había muerto en el parto y lo inscribieron como hijo de Falcone y De Langhe”, sostiene el informe del periodista Horacio Verbitsky.

En 2012, G.G. supo del engaño y, asesorada por un abogado, grabó un video narrando la historia. Con la filmación se presentó ante Titina, que ya integraba el Superior Tribunal. El desenlace fue el ingreso de la madre biológica a un cargo de maestranza en los tribunales de San Pedro”, relata Verbitsky, quien detalla que además de G.G. “consiguieron empleo en los tribunales su actual pareja, H.F.; su segunda hija, M.F., y M.A.G., pareja de la otra hija de G., M.B.G”.

En este marco es que Snopek apunta a la magistrada. “Preguntamos: una mujer que habría suprimido la identidad de un menor, se lo habría apropiado, habría falsificado documentos públicos y luego habría comprado el silencio desde su cargo de Vocal del Superior Tribunal de Justicia, ¿está habilitada para administrar justicia en Jujuy?”, destaca el senador.

Para Snopek, Titina ha incurrido en las causales constitucionales de incumplimiento de los deberes a su cargo, incapacidad para el desempeño de sus funciones, producto de la inhabilidad moral de la presunta apropiación de un menor de diez años y la presunta supresión de su identidad, y eventual comisión de delito en el ejercicio de sus funciones.

“En consecuencia, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 203, siguientes y concordantes de la Constitución provincial de Jujuy, solicito la remoción de su cargo”, concluye el senador jujeño.