El mismo día que se conoció la absolución a los femicidas de Lucía Pérez, en diferentes ciudades del país las mujeres salieron a la calle a exigir políticas públicas para erradicar la violencia de género. En La Plata coincidió con un nuevo aniversario de la desaparición de Johana Ramallo.

En un amplio recorrido, casi de ensayo de la histórica marcha que se dará en el Encuentro Nacional de Mujeres que tendrá lugar el año próximo, miles de mujeres, lesbianas, trans y travestis recorrieron la ciudad. El puntapié se dio en 1 y 63, último lugar donde se vio a Johana, y desde ahí se fue a la Comisaría 9ª, señalada como la responsable de la desaparición de la joven, que apareció custodiada por vallas y policías.

“En La Plata no existen políticas públicas de carácter integral que den respuestas a las múltiples situaciones de violencia que debemos enfrentar las mujeres cotidianamente”

“¡Asesinos, proxenetas, devuelvan a nuestras pibas!”, los increpó con micrófono en mano Marta Ramallo, madre de Johana.

La movilización prosiguió por 7, frenando en las fiscalías platenses, donde se denunció el rol de la Justicia no sólo en la búsqueda de Johana, sino en la libertad de Osvaldo “karateca” Martínez, responsable del cuádruple femicidio de La Loma. Posteriormente se siguió hacia la Catedral, en cuyas escalinatas, con banderas, pañuelos y humo verde, se exigió por el aborto legal.

En el Municipio, en tanto, se apuntó al gobierno de Julio Garro. “En La Plata no existen políticas públicas de carácter integral que den respuestas a las múltiples situaciones de violencia que debemos enfrentar las mujeres cotidianamente. La dirección de Políticas de Género, como ente responsable de la aplicación de la Ley Nº 26.485, no cuenta con recursos económicos y sus trabajadoras se encuentran en situación de precarización laboral. No hay subsidios, no hay acompañamiento integral, no hay refugios en funcionamiento que puedan albergar a aquellas mujeres y a sus hijes cuando están en situación de extrema vulnerabilidad”, apuntaron en el documento consensuado las diversas organizaciones participantes.

“Estamos de pie contra los femicidios, contra el ajuste, contra la ilegalidad del aborto, contra la trata, contra la violencia machista. Decimos con claridad que el gobierno de Macri, así como los gobernadores provinciales, son responsables”

Posteriormente se siguió hasta el exedificio de ARBA, donde asesinaron a Sandra Ayala Gamboa, y se pidió justicia: a once años, aún no se juzgaron las complicidades políticas. Finalmente se llegó a Gobernación, cerca de las 20 hs. Las principales críticas estuvieron dirigidas al ajuste del gobierno de Cambiemos, en connivencia con el Fondo Monetario Internacional, que carga en el país con 895 femicidios desde su asunción. En el territorio bonaerense de María Eugenia Vidal se evidencia el triste récord anual con 84 muertes por violencia machista, según datos aportados por “Ahora que sí nos ven”, observatorio contra la violencia de género.

“Estamos de pie contra los femicidios, contra el ajuste, contra la ilegalidad del aborto, contra la trata, contra la violencia machista. Decimos con claridad que el gobierno de Macri, así como los gobernadores provinciales, son responsables de la situación de las mujeres, lesbianas, trans, travestis y bisexuales. Nos rebelamos, gritamos y exigimos: ¡Ni una menos, vivas nos queremos! ¡Basta de femicidios y violencia contra las mujeres! ¡El Estado es responsable!”, concluyó el documento leído en Plaza San Martín, frente a Gobernación.