Los trabajadores municipales de La Plata tendrán una fuerte caída de su poder adquisitivo cuando termine el año. El gobierno de Julio Garro anunció días atrás un aumento del 5% por los meses de octubre y noviembre a abonar en diciembre, lo que lleva la suma acumulada anual a un 24%, muy por debajo de la inflación del 39,5% a octubre que dio el INDEC, motorizada por las subas de nafta, gas, transporte y prepagas.

De la reunión entre el Ejecutivo y los gremios participaron Garro, los secretarios generales de Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), Mario Quintana y Darío Alfano, del Sindicato de Trabajadores Municipales (STM), quienes resignaron salario a cambio de una revisión salarial en diciembre que no alcanzaría a la inflación, y del pase a planta de 1.100 trabajadores que se encontraban bajo el régimen de contratación temporal mensualizado.

Garro anunció un aumento del 5% por los meses de octubre y noviembre a abonar en diciembre, lo que lleva la suma acumulada anual a un 24%, muy por debajo de la inflación del 39,5% a octubre

El gremio SOEMLP, que depende de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FeSiMuBo), fue excluido de la reunión, a la que consideraron de “pseudoparitaria”, y calificaron el acuerdo de “miserable” porque “da cuenta de la falta de interés y respeto que tienen por los trabajadores municipales”.

“El municipio incumplió una resolución ministerial de convocatoria a paritarias. Lo que hicieron no fue una paritaria, fue una reunión para discutir salarios”, dijo a Contexto Gustavo Hernández, secretario general de SOEMLP.

“El gobierno aduce que dio un 24%, pero eso es para confundir, porque lo que sucedió ahí es que es un 24% conformado desde diciembre de 2017 a diciembre de este año. Nuestro reclamo es de un aumento del 45% para no perder con la inflación. Por eso decimos que perdemos 21 puntos con este acuerdo”, añadió el gremialista.

Gustavo Hernández (secretario general de SOEMLP): “Nuestro reclamo es de un aumento del 45% para no perder con la inflación, por eso decimos que perdemos 21 puntos con este acuerdo”.

SOEMLP pide un bono de fin de año de 5 mil pesos para paliar la situación de pérdida salarial, que quedaría supeditado a las reuniones a realizarse en diciembre entre el Ejecutivo y los gremios: “El municipio dice que no tiene dinero para pagarlo, después de haber gastado 8 millones de pesos en la fiesta de la ciudad”.

Hernández concluyó que la suba que dio Garro “tiene que ver con la política de achique y salarios a la baja, porque es un condicionamiento de la reforma laboral: más horas de trabajo por menos dinero”.

Hoy el gobierno recibe a los estatales

En el marco de la revisión salarial para octubre y noviembre, hoy se llevará a cabo la reunión paritaria entre los gremios y la gestión de Vidal. Según trascendió, a nivel provincial UPCN acordó con el gobierno de María Eugenia Vidal un aumento del 32% a través del cual el salario de los estatales bonaerenses enrolados en la Ley Nº 10.430 perderá por lo menos diez puntos frente a la inflación anual. Este ofrecimiento que acercaría el gobierno consiste en un incremento del 2% que se acumula en la mejora salarial del 30% a octubre y un bono de fin de año de 7 mil pesos.

En la reunión paritaria se espera el rechazo de ATE a lo acordado entre el gobierno y UPCN. El gremio que depende de la CTA Autónoma pide el 45%, es decir, un aumento del 15% que se añade al 30% ya otorgado por la provincia.

“En el último aumento salarial acordado con los gremios amigos del gobierno, la pérdida del poder adquisitivo no es menor al 15%, por lo que en esta reapertura el aumento debe rondar en estos valores que permitan recuperar lo perdido y así plantear una nueva ronda de negociación para el mes de enero. Este es el piso de debate”, indicó De Isasi, secretario general de ATE.

En tanto, desde FEGEPPBA no dieron indicios sobre qué decisión tomarán en caso de que Provincia confirme hoy su ofrecimiento del 2%. De aceptarlo, la paritaria quedará cerrada.