Movimientos sociales, partidos políticos, sindicatos, organismos de derechos humanos, agrupaciones estudiantiles y público en general se movilizarán este lunes 26 de noviembre para “exigir verdad y justicia por los dos asesinatos cometidos por fuerzas de seguridad provinciales esta semana” en Buenos Aires y en Córdoba.

La concentración será en Capital Federal a las 11 hs. El punto de encuentro será en Avenida de Mayo y 9 de Julio y luego la caravana partirá a la Casa de Buenos Aires y a la Casa de Córdoba (Callao e/ Corrientes y Sarmiento).

juan Grabois (CTEP): “Nunca creí en teorías conspirativas, pero hace tiempo que no creo en casualidades. Esto ya no se aguanta. ¡El Gobierno es responsable!”.

Se trata de los asesinatos de Rodolfo Orellana, un trabajador textil de La Matanza (de la OLP-CTEP) y Marcos Soria, productor en una huerta en el Barrio Angelleli II (del Encuentro de Organizaciones-CTEP) de Córdoba Capital.

La Confederación de los Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) es uno de los principales organizadores. “En los dos casos hubo un accionar policial ilegal que se cobró la vida de los compañeros”, denuncia la entidad en su último comunicado.

En ese mismo texto, advierte: “La violencia y el desenfreno policial son un elemento más de una política de gobierno que día a día genera exclusión, pobreza y hambre. Violencia que ejercen las fuerzas de seguridad sobre los que no tienen acceso a la tierra, el techo y el trabajo”.

El caso más reciente fue el de Soria, quien murió de un disparo en la cabeza en las últimas horas. Según sus compañeros de militancia, fue ultimado cuando intentaba escapar de una golpiza brutal por parte de los uniformados. En un primer lugar, oficialmente se buscó hablar de un intento de robo.

“A las 6.48, la Policía de la Provincia de Córdoba asesinó a Marcos Jesús Soria, de 32 años”, denunció EO en una carta pública. Era el segundo caso de gatillo fácil entre las filas de las CTEP, luego de que el jueves haya tenido lugar el crimen de “Ronald” Orellana en el marco de un operativo de la Policía bonaerense en Puente 12 –desalojo de terrenos–, Villa Celina.

“Cuando intentaba escapar, Marcos Jesús Soria se refugió brevemente en un corral de caballos. Al salir de allí, recibió un tiro por la espalda por parte de los mismos uniformados, señalados por lxs vecinxs de maltratar y torturar a les pibes del barrio”, agregó EO.

“Mataron a otro compañero en Córdoba. Trabajaba en una huerta del EO en Córdoba. Nunca creí en teorías conspirativas, pero hace tiempo que no creo en casualidades. Esto ya no se aguanta. ¡El gobierno es responsable!”, declaró Juan Grabois, referente nacional de la CTEP, a través de sus redes sociales.

Florencia Saintout, diputada provincial y titular del bloque de Unidad Ciudadana, se refirió puntualmente al caso de Orellana. “Aunque María Eugenia Vidal se resista a reconocerlo, tiene que haber un autor material de los disparos entre los efectivos de la represión. Pero el principal responsable de estas muertes, el autor intelectual, es un gobierno que baja una línea dura”, posteó.

Florencia Saintout (diputada provincial y titular del bloque de UC): “Aunque María Eugenia Vidal se resista a reconocerlo, tiene que haber un autor material de los disparos entre los efectivos de la represión”.

“La crisis pega en los barrios durísimo. Si no fuera por el esfuerzo de los militantes y gremios, los comedores, hoy sería desesperante la situación de muchas familias. Hay sectores que buscan generar el contexto para que haya desbordes sociales”, señaló por su parte el Gringo Castro, titular de la CTEP en FM La Patriada.

En el caso de Orellana también se quiso desviar la atención y el gobierno de Vidal intentó difundir la hipótesis de un choque entre bandas y la inexistencia de heridas de bala. Sólo después de que la autopsia confirmara un balazo en el omóplato, Cristian Ritondo, ministro de Seguridad, debió admitir que cabía la posibilidad de que el autor haya sido un agente que estaba a su cargo.