Según advierten las organizaciones que nuclean a los cooperativistas, los altos niveles de inflación, los bajos sueldos y la imposibilidad de acceder a otros trabajos “generan altos niveles de pobreza e indigencia en La Plata”, por lo que el intendente Julio Garro debe dar respuestas y soluciones. En este marco, no sólo exigieron un aumento salarial, sino también un bono de fin de año y más cupos laborales ante la creciente desocupación.

Liliana, referente del Movimiento Popular Darío Santillan, explicó a Contexto que decidieron movilizarse una vez más “ante la negativa del intendente Julio Garro a las peticiones de reuniones, para plantearle que con la inflación que hay no podemos llegar a fin de mes con el sueldo de 5.800 pesos; es indigno”. En este marco, “al no tener una respuesta del Municipio, no nos queda otra que salir a protestar”, agregó.

Liliana (Movimiento Popular Darío Santillan): “Con la inflación que hay no podemos llegar a fin de mes con el sueldo de 5.800 pesos; es indigno”.

Hoy son alrededor de 4.500 cooperativistas los que prestan servicio para el Municipio, sin aguinaldo, vacaciones ni obra social, cobrando menos de 6 mil pesos por treinta horas semanales realizando tareas de limpieza, barrido, zanjeos, recolección de residuos, entre otras. En esta situación de precariedad, el último aumento del Ejecutivo local fue de un 9% tras la masiva movilización y acampe que llevaron adelante los trabajadores a mediados de julio. Sin embargo, con sueldos tan bajos, el incremento significó apenas 450 pesos.

Los seis mil pesos que cobran los cooperativistas quedan muy por debajo de la canasta básica familiar, que aumentó notoriamente tras la última devaluación, alcanzando ya los 22 mil pesos según cifras oficiales.

“Estamos a la cuarta de un salario mínimo. No nos alcanza. Con la suba del dólar, la inflación, los aumentos de los servicios básicos, no estamos pudiendo llegar. Por eso estamos tratando de tener una reunión para plantear esto. Nosotros salimos a los barrios, los mantenemos, y nuestro laburo también vale”, dijo a Contexto Carmen Amaya, de la CTD Aníbal Verón. “Somos cooperativistas y estamos trabajando”, agregó.

Con una desocupación que escaló al 9,5%, según los últimos datos del INDEC, las organizaciones plantean la necesidad de que se abran nuevos cupos de trabajo. “La mayoría de las compañeras son madres solas, con hijes de entre cuatro y cinco años que no estamos pudiendo llegar a fin de mes. Se incrementó la desocupación de muchos compañeros que tampoco están con trabajo”, consideró la referente del FPDS. “Hay desesperación de los compañeros”, completó.

Carmen Amaya (CTD Anibal Verón): “Estamos a la cuarta de un salario mínimo. No nos alcanza. Con la suba del dólar, la inflación, los aumentos de los servicios básicos, no estamos pudiendo llegar”.

“Le diría al intendente que piense en las familias carenciadas de los barrios periféricos que tienen que trasladarse hasta las respectivas delegaciones para trabajar, y que no puede negarse a un aumento teniendo en cuenta esta inflación superior al 45% y que el pasaje se iría a 45 pesos en diciembre”, concluyó Liliana.

La movilización se dio el mismo día que un diario local difundió la noticia de que Garro le otorgó un 5% de aumento a los trabajadores municipales, aunque no se aclaró desde la comuna si alcanza o no a los cooperativistas. “Un 5% no es nada, no se sabe para dónde va a salir ni para quiénes, pero no es nada en comparación a lo que ha subido todo. No se llega porque es mínimo el sueldo que tenemos. Es palpable, nos atraviesa. Por eso estamos acá pidiendo el aumento”, sostuvo Amaya.