En un clima de especial convulsión por el asesinato del militante social Rodolfo Orellana en La Matanza y las muertes provocadas por un incendio en un motín de una comisaría en Esteban Echeverría, tuvo lugar este viernes la 3ª Marcha de la Gorra, en nombre de las víctimas de la violencia institucional, en varias ciudades del país en simultáneo. En La Plata, la manifestación tuvo fuertes críticas a la posible implementación de un Código de Convivencia, ya “que recrudecería la presencia y severidad policial en las calles”.

La caravana tuvo su epicentro inicial hacia las dos de la tarde frente a la Municipalidad, donde columnas de agrupaciones estudiantiles y políticas como Patria Grande o Barrios de Pie confluyeron con la CTEP y la CTD Aníbal Verón, que también estaban en la zona realizando un reclamo de aumento salarial para los cooperativistas locales. Todas las organizaciones se reunieron en una misma multitud y enfilaron hacia Plaza San Martín. Entre los presentes, se pudo distinguir a Rosa Schonfeld, madre del estudiante de periodismo desaparecido por la policía en 1993, Miguel Bru.

Aníbal Hnatiuk (abogado querellante en causas de crímenes de lesa humanidad): “En el caso de La Plata, el Código que está proyectando Garro es muy grave. Está planteando que una falta municipal podría sancionarse con arresto”.

“Vine a acompañar esta marcha teniendo en cuenta que están pasando cosas muy graves en materia de violencia institucional en la Argentina. En el caso local de La Plata, el caso del Código Contravencional que está proyectando el gobierno de Julio Garro es muy grave. Pensemos que está planteando que una falta municipal podría sancionarse con arresto, y además en comisarías”, dijo a Contexto Aníbal Hnatiuk, abogado querellante en causas de crímenes de lesa humanidad e invitado por la organización a pronunciar algunas palabras.

El abogado agregó: “El contexto es grave con los casos que vemos de gatillo fácil, como el famoso caso Chocobar, felicitado por el propio presidente. Es gravísimo, ya que muchas veces el Poder Judicial es cómplice al no investigar a fondo los hechos. La estrategia que queda es pelear en la calle, abrir caminos en todas las partes de la sociedad, donde no estemos llegando. La poca repercusión de las ocho muertes en la comisaría es un llamado de atención al discurso instalado”.

En tanto, el Código Contravencional de Julio Garro recibió especial atención, algo que ya había sucedido con el Protocolo Antipiquetes. El nuevo proyecto tentativo del oficialismo platense plantea un nuevo protocolo de acción a las fuerzas de seguridad para poder incrementar las detenciones, reforzar los controles, e incluso propuso la creación de una Guardia Urbana compuesta por miembros de la comunidad civil para “ayudar” al accionar de las fuerzas.

“El Código de Convivencia Urbana controla el uso del espacio público mientras criminaliza el trabajo de cartoneros, feriantes y otros trabajadores y trabajadoras que día a día se ganan el plato de comida a través de la economía popular”, fue parte de las críticas que se manifestaron a través de un documento acordado por todos los sectores participantes.

La desaparición de Johana Ramallo, la desaparición seguida de muerte de Santiago Maldonado y la detención ilegítima de Milagro Sala fueron algunos de los casos mencionados durante la apertura del festival de cierre. Allí, referentes de la organización Atrapamuros hicieron lectura del documento elaborado en conjunto y arrojaron un balance coyuntural de la violencia institucional en el escenario político actual.

“El Código de Convivencia Urbana controla el uso del espacio público mientras criminaliza el trabajo de cartoneros, feriantes y otros trabajadores y trabajadoras”

“Estamos fuertemente atravesadas por la profundización del modelo neoliberal del macrismo. Pero ahora copamos las calles. No nos van a llevar presos y presas por trabajar en la calle ni por nuestra orientación sexual. Garro, claramente, se ha propuesto ‘limpiar’ la ciudad. Nos impone quiénes y cómo se debe ocupar el espacio público, a través del control y la moral”, expresaron durante la presentación que incluyó una mención a Emilia Uscamayta Curí, estudiante de Periodismo fallecida durante una fiesta clandestina organizada por empresarios de la noche vinculados a la gestión macrista de Garro.

Además de Atrapamuros, participaron de la movilización el colectivo Niñeces, Juventudes y Territorios, la Campaña Nacional Contra la Violencia Institucional, el Frente Social y Político Carlos Cajade, el Movimiento Justicia y Libertad, la FULP, el Movimiento Evita, entre otros. Junto a ellos marcharon las organizaciones estudiantiles UES y la Coordinadora de Estudiantes de Base junto a otras universitarias, como la Agrupación Rodolfo Walsh de la Facultad de Periodismo.