Rodolfo Orellana era militante de la Organización Libres del Pueblo (OLP), una de las agrupaciones de base que conforman la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), y trabajador de una cooperativa textil que durante una violenta represión en la madrugada del miércoles en Villa Celina, La Matanza, fue asesinado de dos disparos.

En el transcurso del día, la CTEP emitió un comunicado en el que informaba que “esta madrugada fusilaron en el suelo con bala de plomo a Rodolfo Orellana, militante de OLP de Villa Celina cuando se manifestaban en defensa de tierras en Puente 13”.

“La gente está desesperada en todo el país, sin trabajo, sin techo, no pueden alquilar y comer a la vez. El gobierno solo aumenta la Crueldad”, expresó por su parte el referente de la organización, Juan Grabois.

A las 18 hs en la sede de la CTEP, referentes de la organización, acompañados por otras agrupaciones políticas, sociales, sindicales y de derechos humanos, brindaron una conferencia de prensa en la que aportaron mayor información sobre lo sucedido en Villa Celina y la situación de los heridos y detenidos que, hasta ese momento, seguían en distintas comisarías del Conurbano.

Según relató durante la conferencia de prensa Pablo Puebla, referente de la OLP, desde la 1 de la madrugada aproximadamente comenzó a “correr el rumor de que había unos terrenos para ir a ocupar”.

“Es un barrio donde la mayoría de las familias alquilan una pieza de dos por dos, de cuatro por cuatro, y el alquiler es según lo que vos producís: si sos un buen trabajador o si estás trabajando bien en el tema textil te cobran de una manera. Esa gran injusticia viven”, destacó el dirigente social sobre la medida que tomaron desorganizadamente los vecinos.

Según relataron los presentes, al llegar al lugar se encontraron con dos patrulleros de la Policía bonaerense y varios efectivos de civil que les ordenaron que no tomen el predio. “Si entran va a haber guerra; si quieren guerra van a tener guerra”, fueron las amenazas que escucharon por parte de los uniformados.

“Tenemos cuatro vecinos detenidos, dos de ellos participan del merendero Sol y Tierra de Villa Celina y una de ellas está en período de lactancia”, informó Puebla, y denunció que a los cuatro detenidos los estaban trasladando a distintas dependencias policiales del Conurbano.

Pablo Puebla (OLP): “Tenemos cuatro vecinos detenidos, dos de ellos participan del merendero Sol y Tierra de Villa Celina, y una de ellas está en período de lactancia”.

“Nos falta la ubicación de uno de los compañeros”, afirmó el dirigente que cuestionó el accionar tanto de las fuerzas como de las fiscalías, “que nos tienen a nosotros y a los familiares de acá para allá”. Mirian Calizaya, Alanes Coria, Wilson Delgado y Hugo Vedia son las cuatro personas que todavía continuaban detenidas desde la madrugada del miércoles.

Puebla recordó que “Ronald”, como lo llamaban sus compañeros, “era nuestro responsable textil; habíamos terminado hace dos meses de entregar los uniformes con los que los chicos de los torneos juveniles bonaerenses viajaron a Mar Del Plata desde el municipio de Tres de Febrero y estaba trabajando para entregar 6 mil guardapolvos al Ministerio de Desarrollo Social”.

“Vamos a seguir militando y seguir luchando por los sueños de Rodolfo y todos los objetivos que tiene el campo popular y la CTEP en particular”, concluyó Puebla.

Lito Borello, secretario de Derechos Humanos de la CTEP, agradeció la solidaridad y el acompañamiento recibido durante la jornada y remarcó: “No son los momentos más fáciles que nos toca transitar, y sentir que nuestro pueblo tiene la capacidad y la inteligencia de saber que cuando nos golpean a uno nos golpean a todos es un signo de la estatura que tiene nuestro pueblo”.

“Hay un enemigo que está viniendo por nosotros”, afirmó Borello, y concluyó: “Está claro que tratan de construir una cultura del miedo, una estigmatización y judicialización de las organizaciones sociales y sus dirigentes”.