En el día de la enfermería, enfermeros y enfermeras pararon y se movilizaron ayer en distintos puntos del país en rechazo a la ley aprobada por la Legislatura porteña que los ubica por fuera del ámbito de “profesionales de la salud” y dentro de la categoría de “técnicos administrativos”. Trabajadores de bio-imágenes y de instrumentación quirúrgica se sumaron a la protesta, ya que se ven afectados del mismo modo por la normativa.

El proyecto de ley fue iniciativa de Vamos Juntos, espacio de Cambiemos, y funciona en el sector público de C.A.B.A. Apunta a modificar de modo sustancial el régimen laboral de estos trabajadores, que estaba regulado por la Ordenanza Nº 41.455 que regía desde 1986. En concreto, por ser considerados como profesionales de la salud, cuentan con jornada laboral más corta –veinticuatro horas semanales, que pasarían a ser treinta–, mejores salarios y licencias por estrés, condiciones que se verán cercenadas.

“La ley de carrera de profesionales de la salud, al no incluir a la licenciatura en enfermería, no nos permite concursar por mejores cargos y conlleva menores salarios para una actividad que ya se encuentra con ingresos por debajo de la línea de la pobreza”, expresó en declaraciones a la prensa el licenciado en Enfermería y docente universitario Eduardo Arellano.

Por su parte, Alejandro Miranda, presidente de la Asociación de Enfermería de la Capital Federal, expresó: “Nos dicen que somos la columna vertebral del sistema de salud, pero no somos reconocidos como tales”.

En ese marco, enfermeros y enfermeras acompañados por otros trabajadores profesionales de la salud se movilizaron desde el Congreso nacional a Plaza de Mayo en rechazo de la nueva ley sancionada el 1º de noviembre por la Legislatura porteña.

El reclamo tuvo el apoyo de otras organizaciones del sector de la salud. Desde la CTA Autónoma, ATE Nacional y la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA), gremio que representa a 30 mil médicos, profesionales y trabajadores de la salud de seiscientos hospitales de todo el país, realizaron un paro en todo el país y participaron de la movilización.

“Esta marcha es la respuesta más contundente a la actitud dictatorial del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que quiere negar la condición de profesionales a los trabajadores formados en las Universidades”, sostuvo Hugo “Cachorro” Godoy, secretario general de ATE Nacional.

La Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA), que preside el secretario general de la CGT, Héctor Daer, se expresó en contra de la normativa: “La ley no debería nunca haber sido aprobada, por ir no sólo en contra de consensos internacionales sobre la conformación del equipo interdisciplinario, reforzando concepciones vetustas y hegemónicas, sino fundamentalmente por ser arbitraria e inconsulta, contradiciendo la doctrina y fallos de la Justicia laboral”, señalaron en un comunicado.

El reclamo, también en la provincia

En La Plata, una nutrida movilización de profesionales de enfermería de todos los hospitales y centros de salud de la región se concentraron en Plaza Moreno y marcharon a Gobernación en apoyo a sus colegas porteños y ante la posibilidad de que en la provincia se replique una ley de similares características.

“Defendemos nuestra carrera hospitalaria. Hay Facultades y terciarios que avalan nuestro saber. La carrera hospitalaria tiene mejores condiciones laborales a nivel salarial y profesional, porque se puede hacer carrera y ocupar lugares jerárquicos”, dijo a Contexto Georgina López, enfermera y secretaria general de la junta interna de ATE en el Hospital San Roque de Gonnet.

Georgina López (ATE): “Defendemos nuestra carrera hospitalaria. Hay facultades y terciarios que avalan nuestro saber”.

“Apoyamos la medida en C.A.B.A. y resistimos ante el avance de este gobierno,” afirmó la gremialista, quien enmarcó la ley de Larreta “en el acuerdo del gobierno con el FMI y sus recortes en salud” y “en la implementación de la Cobertura Universal de Salud (CUS) por parte del gobierno de Mauricio Macri junto al Banco Mundial”.

Tras la movilización, los gremios provinciales de la salud lograron pautar una reunión con el gobierno provincial donde se tratará una serie de demandas. Entre estas, la apertura de los concursos para que enfermeros y enfermeras ingresen a la Carrera Profesional Hospitalaria, prevista en la Ley Nº 10.471, que conlleva mejoras laborales.