Intendentes peronistas de la provincia de Buenos Aires se reunieron el martes con los bloques de legisladores de Unidad Ciudadana y del PJ Unidad y Renovación (identificado con Martín Insaurralde) para analizar el Presupuesto 2019 enviado por Vidal dos semanas atrás. Coincidieron en el rechazo al traspaso de responsabilidades a los municipios, principalmente los gastos por tarifa social y transporte.

La reunión comenzó cerca de las 11 hs y contó con una veintena de jefes comunales de distintos puntos de la provincia que se dieron cita en el salón Antonio Cafiero del Senado para analizar los principales aspectos de la norma, y conformaron una comisión compuesta por representantes de todos los sectores que trabajará, según explicaron, para conformar una mayoría que permita ampliar el rechazo a la denominada ley de leyes.

Verónica Magario (intendenta de La Matanza): “Vamos a conversar con todos los bloques, porque esta no es una problemática de los intendentes peronistas, es algo que afecta a todos los bonaerenses”.

“Dos grandes preocupaciones que tenemos es la transferencia de las tarifas sociales que los municipios no van a poder pagar, con lo cual estarían generando que la gente no pueda tener tarifa social en los servicios, por un lado, y el subsidio de transporte, que también sería imposible para muchísimos municipios, por el otro”, dijo a la salida del encuentro la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, quien consideró que “nuestra postura es que este presupuesto es inaceptable”.

En ese sentido, analizó que “la provincia está transfiriendo a los bonaerenses todos los gastos que no puede cubrir”, y destacó: “Es un presupuesto donde la salud, la educación y la seguridad se ven disminuidos y lo que más crece es el pago de la deuda”. “Vamos a conversar con todos los bloques porque esta no es una problemática de los intendentes peronistas, es algo que afecta a todos los bonaerenses”, añadió.

El jefe comunal de Pehuajó, Pablo Zurro, criticó el crecimiento de la deuda provincial en los tres años de gestión de Cambiemos y sostuvo que “la gobernadora ha tenido presupuestos muy beneficiosos para el poder del gobierno provincial pero no para la provincia en sí”.

“Macri y Vidal hundieron al país y la provincia”, dijo Zurro, y agregó que la norma enviada al Senado ha “golpeado” a aquellos municipios “que no cogobernamos; no cogobernar significa no acompañar las políticas de hambre del macrismo y la gobernadora Vidal”.

Su par de San Antonio de Areco, Paco Durañona, explicó que el objetivo principal de la reunión fue mostrar “una firme oposición a acompañar el presupuesto tal como está formulado y, a su vez, que esto sea el inicio de un camino de unidad en el peronismo bonaerense”. En esa línea, analizó que “la unidad del peronismo bonaerense anula completamente la posibilidad de que exista alguna construcción en el orden nacional por fuera del esquema de unidad”.

“Por leyes nacionales de esquemas de concesión de servicios públicos, no hay manera de que quieran transferir a los municipios la obligación de hacernos cargo de las tarifas sociales; eso es una pretensión de Vidal para que nosotros vayamos de rodillas a pedirle que no y así lograr el acompañamiento al endeudamiento y al presupuesto. Eso no va a suceder”, consideró Durañona.

Otro de los que participó de la reunión y criticó la “irresponsabilidad” en el traspaso de obligaciones a los municipios fue el intendente de Laprida, Alfredo Fisher. El jefe comunal afirmó que “sin contemplar de ninguna forma de dónde vamos a conseguir los recursos, es una manera de decirle a los bonaerenses que no van a tener más tarifa social, que van a pagar más por transporte o que tendrán que pagar mucho más por la basura”, y agregó: “No lo dicen con todas las palabras, sino que dicen ‘arréglense los intendentes con este paquete’”.

El diputado provincial de Unidad Ciudadana, Walter Abarca, concluyó que “es importante que hayan estado todos los intendentes de los distintos espacios de la provincia de Buenos Aires y dos de los bloques mayoritarios; es una muy buena señal, no sólo frente al presupuesto, sino hacia el futuro político del peronismo en la provincia”.

Florencia Saintout (presidenta del bloque de diputados del FPV-PJ): “El presupuesto que propone Vidal es inviable. la cifra más alta es para pagar deuda, profundiza el ajuste y ahoga a los municipios bonaerenses”.

Por su parte, Florencia Saintout, titular de ese bloque en la Cámara baja, respaldó a los alcaldes: “El presupuesto que propone Vidal es inviable: la cifra más alta es para pagar deuda, profundiza el ajuste, ahoga a los municipios bonaerenses y avasalla su autonomía. Nos reunimos con intendentes de la provincia. Este proyecto les quita cada vez más financiamiento”.

De la reunión participaron unos treinta intendentes del interior y el Conurbano, entre los que estuvieron, además de Magario, Fisher, Zurro, Durañona e Insaurralde (Lomas de Zamora), fueron sus pares Juan Zabaleta (Hurlingham), Gustavo Menéndez (Merlo), Andrés Watson (Florencio Varela), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Mario Secco (Ensenada), Juan Pablo de Jesús (La Costa), Hernán Yzurieta (Punta Indio) y Hernán Ralinqueo (25 de Mayo).