Por Pablo Pellegrino

“Quienes endeudaron a la Argentina, quienes la fundieron, quienes la saquearon, nunca fueron castigados, por eso lo siguen haciendo”, dijo el diputado nacional Máximo Kirchner durante su exposición en la tercera edición del Congreso de Economía Política para la Argentina que se desarrolla en la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP.

En el cierre de la primera jornada de debate, el legislador estuvo acompañado por la presidenta del bloque de diputados de Unidad Ciudadana provincial, Florencia Saintout, y el economista y coordinador del colectivo Economía Política Para la Argentina (EPPA), Santiago Fraschina.

Además, los expositores estuvieron acompañados por el intendente de Ensenada, Mario Secco; los diputados nacionales Carlos Castagnetto, Walter Correa, Laura Alonso y Fernanda Raverta; los legisladores bonaerenses Lauro Grande, Cecilia Comerio y Juan Debandi. También participaron representantes de distintas cámaras de pequeños y medianos empresarios, dirigentes sindicales, organizaciones sociales y de derechos humanos. 

Sobre la numerosa presencia de estos últimos, Fraschina explicó que “en este congreso decidimos convocar a las pymes y los sindicatos porque creemos que aquella alianza policlasista que conforman es la más perjudicada en la economía macrista”.

La actividad se realizó en el nuevo auditorio de la Facultad que, en palabras de Saintout, “forma parte de los 260.000 metros cuadrados que se edificaron en La Plata cuando teníamos presupuesto para las universidades”. La diputada provincial sostuvo que “estos congresos tienen que ver con nuestros años de gobierno, con Néstor y Cristina, tienen que ver con que la economía no es un asunto de expertos; ellos tienen a sus economistas al servicio de la dictadura financiera que no necesita ni trabajo ni trabajadores”. En ese sentido, añadió: “Esa dictadura es posible hoy porque la Justicia se ha transformado en una maquinaria de la venganza y los medios en estos grupos de tareas que todos los días nos quieren enseñar un capítulo más de la crueldad”.

Florencia Saintout: “nos quieren hacer creer que el ajuste es un destino, que no hay posibilidades de salir. es imprescindible recordar que Néstor y Cristina nos enseñaron que otro camino es posible”.

“En estos días nos quieren hacer creer que el ajuste es un destino, que no hay posibilidades de salir de ahí. Es imprescindible recordar que Néstor y Cristina nos enseñaron que otro camino es posible”, afirmó.

“Qué momento para este congreso, la economía argentina”, comenzó Máximo Kirchner, que recibió de regalo la remera de la agrupación Rodolfo Walsh, de Periodismo, de manos del nuevo presidente del Centro de Estudiantes, Santiago Santos, y otra de la agrupación Asimetría, de la Facultad de Ciencias Económicas.

“Yo recuerdo el primer congreso. Cuando casi en soledad muchos sostenemos lo casi inevitable de las consecuencias por las medidas que se estaban tomando, hicimos todo lo que pudimos para advertirle a la sociedad argentina que este destino que está sufriendo era inevitable”, dijo Kirchner, que realizó un extenso análisis de los tres años de economía macrista.

“Lo que uno empieza a ver es que, así como en 2016 nos dijeron que venía el segundo semestre, más adelante que venían los brotes verdes, ahora nos dicen que viene un rebote”, dijo, luego de calificar como “cínicas y desagradables” las declaraciones del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, que el martes había celebrado que “nunca se hizo un ajuste de esta magnitud sin que caiga el gobierno”. Y completó: “De existir, sería un rebote muy penoso, deberían ponerse colorados”.

Máximo Kirchner: “Si la sociedad permite, si no hace escuchar más fuerte el no, el gobierno va a seguir avanzando, porque es voraz este tipo de política financiera: cada vez quieren más”.

Por otro lado, analizó que las expectativas de la sociedad bajaron y que “las demandas de hoy se van pareciendo cada vez más a las del 25 de mayo de 2003 que a las de diciembre de 2015”. “Si la sociedad permite, si no hace escuchar más fuerte el No, el gobierno va a seguir avanzando, porque es voraz el desarrollo de este tipo de política financiera: cada vez quieren más”, manifestó.

Además, criticó el “esfuerzo” que desde el gobierno se les pide a los argentinos en el actual contexto de crisis. “Es cierto, nadie niega que se esforzaban y trabajaban, pero antes había un planteo económico que ponía en valor ese esfuerzo de la gente”, dijo, y añadió: “Desendeudar la República Argentina no era solamente algo ideológico, era poner en valor el esfuerzo de los argentinos”.