Desde la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) advirtieron que el Juzgado de Garantías Nº 2 de Lomas de Zamora, con sede en Monte Grande, había ordenado la clausura de la Comisaría 3ª de Transradio de Esteban Echeverría donde murieron cuatro detenidos y hay varios heridos tras un incendio en la zona de los calabozos.

Según denunciaron desde la CPM, la Justicia le exigió al Ministerio de Seguridad de la provincia que desalojara de manera urgente los calabozos y trasladara a las personas detenidas allí. Esta decisión fue notificada el 3 de marzo de 2018 a la gobernadora María Eugenia Vidal, a su ministro de Seguridad Cristian Ritondo y a la Corte de Justicia provincial. Sin embargo, ninguno hizo nada al respecto y en la madrugada del martes un incendio se cobró la vida de cuatro personas.

“Responsabilizamos al gobierno provincial y a la Corte provincial”, dijo a Contexto Roberto Cipriano García, secretario de la CPM. “Todos estaban al tanto de que esa comisaría estaba clausurada y no se podían alojar detenidos, y que las condiciones eran graves. Aun así, siguieron alojando personas y por supuesto desobedeciendo la orden judicial”, agregó.

“durante esta gestión de gobierno fallecieron 56 personas en comisarías”

Desde el Ministerio de Seguridad provincial atribuyeron el fuego a un intento de fuga seguido de un motín. Sin embargo, la información con la que cuenta la CPM es otra. “Se trataba de un reclamo por las condiciones del lugar, y por eso prendieron fuego. No hay elementos para afirmar que es un intento de fuga, ni mucho menos para decir que fuera un motín. Estaban reclamando mejores condiciones. Hubo una discusión entre los detenidos y eso originó el foco de incendio”, explicó Cipriano García.

ROberto Cipriano García (CPM): “No hay elementos para afirmar que es un intento de fuga, ni mucho menos para decir que fuera un motín. Estaban reclamando mejores condiciones”.

Cabe destacar que al momento de producirse el incendio había veintiséis personas alojadas en la comisaría, cuando la misma tenía capacidad para diez. Este exceso resulta estructural tanto en cárceles como en comisarías, donde no es legal alojar detenidos. Sin embargo, la cantidad de detenidos en estos lugares en la provincia de Buenos Aires creció un 14% en el último año y acumula un 93% desde diciembre de 2015. El resultado es una superpoblación del 246%: hay espacio para mil personas pero alrededor de 3.500.

En este marco, desde la CPM advirtieron que “en el territorio bonaerense hay 252 comisarías inhabilitadas (el 55% del total), de las cuales 109 siguen siendo utilizadas para alojar detenidos. La Comisaría 3ª de Echeverría tenía hasta hoy el doble de personas detenidas que el año anterior”.

Este grave incendio se suma a la Masacre de Pergamino, donde murieron siete detenidos en una comisaría de esta localidad bonaerense en marzo de 2017. A más de un año, hay sólo un agente detenido y cuatro efectivos procesados con prisión preventiva pero en libertad. Sin embargo, las responsabilidades políticas no han sido juzgadas: ni Vidal ni Ritondo tuvieron que dar explicaciones sobre el accionar de la bonaerense ese día. En ese momento, legisladores del Frente para la Victoria (FpV) realizaron un pedido de informes sobre las condiciones del lugar y sus responsabilidades, pero tampoco respondieron al respecto.

Hoy, con una nueva masacre a cuestas, “durante esta gestión de gobierno fallecieron 56 personas en comisarías”, explicó el referente de la CPM, que ya se encuentra trabajando con las familias de los fallecidos.