El Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) realizará un paro de veinticuatro horas en los próximos días en reclamo al gobierno provincial para que convoque a paritarias. La medida de fuerza, que no fue confirmada todavía oficialmente, sería el martes y es resultado de los plenarios de secretarios generales internos a cada gremio donde hubo consenso en el camino a seguir para enfrentar el deterioro de la calidad de vida y de las condiciones edilicias de las escuelas.

Será el paro número veintinueve de este ciclo lectivo, signado por la disputa con la gestión de María Eugenia Vidal. Así, 2018 será el año más conflictivo desde el establecimiento de las negociaciones paritarias en 2002.

El paro tiene como eje también el rechazo al presupuesto provincial 2019 que prevé recortes en las áreas de educación, salud, ciencia y vivienda, a la vez que los intereses para el pago de la deuda en comparación con este año se elevan en un 100%. Fuentes gremiales confirmaron a este medio que para el día en que se trate la ley en la Legislatura bonaerense está previsto un nuevo paro con movilización.

“El paro es una forma de expresar el rechazo al nivel salarial que propone la gobernadora”, dijo a Contexto Gustavo Salcedo, secretario gremial de Udocba. “Hay una clara decisión de los docentes en llevar adelante una medida de fuerza para demostrar la disconformidad con el manejo que tiene la gobernadora en el trato de la paritaria y su resolución unilateral del aumento salarial”, añadió.

A la fecha, Vidal no logró acordar con los gremios y por eso asignó sumas por decreto a cuenta de futuros aumentos que alcanzan a diciembre un 30%, mientras la inflación acumulada es de alrededor del 37%. Hoy el INDEC dará a conocer la inflación de octubre. A septiembre fue del 32%.

La tensión entre los docentes fue creciendo en los últimos días a raíz de las irregularidades registradas a la hora de cobrar los sueldos de octubre. Muchos se encontraron con descuentos o deudas a la Dirección General de Cultura y Educación. “A lo largo de todo el año hemos registrado un sinnúmero de inconvenientes dentro del sistema educativo que provoca en los docentes desconcierto y enojo”, dijo Mirta Petrocini, titular de la FEB.

“Nunca es claro cuánto cobran, los someten al uso de aplicaciones móviles que no funcionan, algunos tienen que viajar cientos de kilómetros por una licencia, otros sufren recortes salariales que no tienen explicación”, enumeró.

Bono de fin de año y presupuesto 2019

El paro de la semana próxima está enmarcado también en la posibilidad del pago de un bono por parte del gobierno provincial para los trabajadores estatales. Mientras a nivel nacional Macri confirmó uno de 5 mil pesos para privados y también para estatales, la provincia todavía no lo ratificó.

Así lo dejó entrever el ministro de Economía Hernán Lacunza, quien dijo que el pago del bono “no es seguro” y lo dejó supeditado a lo que se recaude en diciembre y a lo que suceda en la próxima reunión paritaria.

Para los estatales de la provincia de Buenos Aires, un posible bono no altera la necesidad de reabrir paritarias y discutir salarios. “El mecanismo es reabrir paritarias para discutir salarios que recuperen la pérdida de poder adquisitivo, para cubrir la proyección de inflación de este año y recuperar la pérdida de poder adquisitivo de los salarios en los dos años anteriores”, señaló a Contexto Carlos Díaz, secretario general adjunto de ATE.

“Para muchos trabajadores el bono puede ser un paliativo, pero que no resuelve la cuestión de fondo que es satisfacer las necesidades mes a mes para sostener la dignidad de las familias. Además, es un bono no remunerativo, en negro, que incluso a nivel nacional es alcanzado por el Impuesto a las Ganancias”, completó.

En tanto, desde el sector docente, Salcedo afirmó: “Vidal pondría al bono como un elemento más de la paritaria, pero sin conversar, como una decisión tomada imponiendo su postura. Sería una nueva resolución unilateral de la gobernadora”, cuestionó.

En la provincia de Buenos Aires hay cuatro sectores de trabajadores estatales y cada uno es regido por su propia paritaria: docentes, médicos, judiciales y de la Administración pública. Médicos y estatales llegaron a acuerdos, los primeros con una recomposición del 32% y los segundos con el 30% y revisión a fin de año; los docentes no tuvieron acuerdo porque la provincia ha liquidado los pagos del 30% en tramos por decreto, y los judiciales tampoco.

Todos coinciden en su rechazo al Presupuesto 2019. Los gremios enrolados en la CTA Autónoma (estatales, médicos y judiciales) hicieron un acampe frente a la Gobernación, y ayer Suteba y la CTA de los Trabajadores marcharon al Congreso de la Nación. Se prevé que todos se movilicen el día que la ley de leyes sea tratada en la Legislatura bonaerense.