El 60% de las pymes industriales se encuentran trabajando a la mitad, o menos, de sus posibilidades. El dato, que se suma a otros que dan cuenta del retroceso del sector, surgió de un estudio realizado por la Asociación de Empresarios Nacionales para el tercer trimestre de 2018.

En dicha oportunidad se relevaron 537 emprendimientos de veinte provincias, con mayor concentración de casos en CABA (29,2%) y territorio bonaerense (50,3%). “Cabe destacar que el 62% de las empresas tiene más de diez años y el 18% entre cinco y diez años”, advirtió la entidad en un comunicado.

un 16,5% de las firmas del segmento despidió empleados, que se suman al 29,2% que ya lo hizo en el segundo trimestre.

“La Encuesta de Expectativas Económicas tiene como objetivo determinar variables cualitativas y cuantitativas de las unidades productivas que dependen fundamentalmente del mercado interno (profesionales, cooperativas, empresas recuperadas, pequeñas, medianas y grandes empresas)”, explicaron desde AEN.

La capacidad utilizada es casi diez puntos menos que el promedio que el INDEC midió para el mes de setiembre (61,1%) y que es sobre grandes empresas fabriles -las únicas que evalúa-, y dos puntos menos respecto del mes de agosto de 2018.

En este sentido, un 16,5% de las firmas del segmento despidió empleados, que se suman a las 29,2% que ya lo hizo en el segundo trimestre. En tanto, un 14,5% ha indicado que suspendió operarios y sólo un 6,3% ha incorporado trabajadores.

El sondeo también indicó que el 43% redujo horas extra o turnos de producción producto de la crisis y posterior recesión.

Para AEN, este escenario fue provocado por “las erradas decisiones en política económica vía la devaluación del peso, el aumento brutal de las tasas de interés, el acuerdo con el FMI y los cambios inocuos de gabinete del país (BCRA, energía y producción), todos vinculados a la dimensión productiva del Poder Ejecutivo”.

Sólo en Avellaneda y con doscientos metros de diferencia, dos empresas históricas son un ejemplo de lo que pasa: Gaelle dejó a cincuenta personas en la calle (350 en los últimos tres años) y Siam a veinte.

Como ya informó Contexto, el Centro de Economía Política (CEPA), en su último informe, contabilizó unas 20.872 censantías durante los meses de septiembre y octubre, cuyo 74% se dio, justamente, en la industria.

Sólo en Avellaneda y con doscientos metros de diferencia, dos empresas históricas son un ejemplo de lo que pasa. La fábrica de calzado Gaelle dejó a cincuenta personas en la calle (350 en los últimos tres años) y Siam echó a veinte. En ninguno de los casos hubo una participación convincente del ministro de Trabajo de María Eugenia Vidal, Marcelo Villegas.